Aboga Bush por reforma migratoria integral limitada

martes, 16 de mayo de 2006
* Insiste en crear un programa de empleo temporal y de castigo a empleadores de indocumentados; se opone la ciudadanía automática Washington, 15 de mayo (apro) - El presidente de Estados Unidos, George W Bush, abogó por la aprobación en el Congreso estadunidense de una reforma integral a las leyes de inmigración, limitada a la creación de un programa de empleo temporal condicional, al aseguramiento de las fronteras militarizándolas, al castigo de empleadores que contraten a trabajadores indocumentados, y a gratificar con la residencia permanente a los ilegales que tengan varios años de vivir y trabajar en este país "Creo que los inmigrantes indocumentados que han echado raíces en nuestro país y que quieren quedarse deben pagar una multa insignificante por haber violado las leyes (migratorias), deben pagar sus impuestos, aprender inglés y trabajar en un empleo por varios años", dijo Bush durante el mensaje nacional sobre el tema migratorio que envió a los estadunidenses desde la Casa Blanca "La gente que cumpla estas condiciones podrá solicitar la ciudadanía, pero la aprobación de ésta no deberá ser automática, tendrán que esperar en la línea detrás de aquellos que ya la solicitaron y que lo hicieron bajo las reglas y cumpliendo con las leyes", acotó La reforma migratoria integral por la que apeló Bush en el mensaje transmitido por televisión a nivel nacional y en horario estelar, tuvo un claro tinte electorero dirigido al sector más conservador de la comunidad estadunidense que se opone a gratificar con la residencia permanente a los 11 o 12 millones de inmigrantes indocumentados, que, se estima, viven y trabajan en Estados Unidos desde hace varios años "No podemos construir un país unido incitando al odio de la gente o aprovechándose del temor de todos, o explotando el tema de la inmigración por ganancias políticas", advirtió Bush, en lo que pareció una respuesta dirigida a sus críticos del Partido Demócrata, quienes lo acusaron de orquestar lo del mensaje a la nación para evitar que la posición de los republicanos conlleve a ese partido a una derrota en las elecciones legislativas federales de medio periodo de noviembre próximo Así mismo, Bush insistió en que la ley para reformar al sistema migratorio debe contener su plan original, el de ofrecer empleo temporal por unos seis años a inmigrantes indocumentados, pero después de cumplido el plazo éstos deben regresar a sus países de origen "Todos los trabajadores que soliciten su ingreso al programa deben pasar la prueba de los antecedentes penales; y los trabajadores temporales tienen que regresar a su país de origen al término de su estancia", explicó El mensaje de Bush se dio justo el mismo día que en la Cámara de Senadores se restableció el debate sobre la reforma migratoria, donde las ideas circulan alrededor de la creación de una fórmula de empleo temporal, a través de la cual se dé también a los indocumentados la posibilidad de quedarse en Estados Unidos como residentes permanentes, proceso que podría concretarse en un plazo de entre 11 y 13 años Enfatizó que la reforma migratoria debe contener medidas para castigar a los empleadores que contraten a inmigrantes indocumentados, la instalación de una base de datos de identificación de tarjetas que se otorgarán a los trabajadores huéspedes, y la conformación de requerimientos para los puedan hacerse ciudadanos en algún momento, o residentes permanentes, que van desde hablar inglés hasta respetar a la bandera estadunidense "En las calles de la ciudades más grandes miles de personas han salido a manifestar su apoyo a aquellos que están en nuestro país como inmigrantes indocumentados, y en la frontera sur otros se han organizado para detener a los inmigrantes indocumentados En todo el país los estadunidenses tratan reconciliar estas contrastantes imágenes, y en Washington el debate sobre la reforma migratoria ha alcanzado un momento de decisión", subrayó