Dirigentes católicos y académicos, en contra de la legalización de la eutanasia

viernes, 5 de mayo de 2006
Mérida, Yuc , 4 de mayo (apro)- Dirigentes católicos y académicos manifestaron su rechazo a la legalización de la eutanasia y calificaron como un homicidio la práctica de esa medida en México Durante el primer día del Congreso Salud y Vida, al que asisten representantes de organizaciones y universidades católicas del país, el presidente de la Asociación Panamericana de Bioética, José Kuthy Poter pidió "hacer más conciencia en la sociedad sobre la importancia de respetar la vida y la dignidad humana" Aunque admitió que existen "muchos médicos" que apoyan la práctica de la eutanasia, afirmó que "también existen muchos que la rechazan y, sobre todo, prevalece un desconocimiento generalizado de esa medida, que pretende aplicarse a los enfermos terminales" Al referirse a la propuesta de legalizar esta práctica, presentada por el PRD ante el Congreso de la Unión, el también director de la Facultad de Bioética de la Universidad Anahuac, pidió a la Secretaría de Salud iniciar "una cruzada para informar la verdad sobre esta practica médica, que es un homicidio" La propuesta de legalizar la eutanasia fue hecha el año pasado por la fracción del PRD en la Cámara de Diputados, a través de los diputados federales Eliana García Laguna y Rafael García Tinajero El proyecto se denomina "Ley General de los Derechos de las Personas Enfermas en estado Terminal" La propuesta plantea también la elaboración de testamentos cuando los enfermos precisen el grado de sufrimiento que están dispuestos a soportar ante de ser asistidos para morir Según los ponentes, el objetivo es que el llamado "suicidio asistido no se castigue" y se permita a la personas elegir el derecho a morir con dignidad La intención es lograr el reconocimiento a una muerte digna, cuando lo decida el paciente, como ocurre en Dinamarca, Uruguay, Holanda, Bélgica, Australia y en el estado de Oregón, Estados Unidos Por medio de esta iniciativa, se pretende reconocer que un médico ayude a un enfermo terminal a bien morir, sin que ello sea un delito, ya que actualmente la eutanasia es equiparable al homicidio La propuesta plantea reformas al Código Penal y al Código Civil para que el suicidio asistido no sea punible en los casos en que exista una petición expresa, libre, reiterada, seria e inequívoca del enfermo terminal, se aplique por un médico y cuente con la autorización del Comité Por su parte, el cardenal Javier Lozano Barragán presidente del Consejo Pontificio de la Pastoral de la Salud del Vaticano, reiteró que la Iglesia católica se opone rotundamente a la legalización de la eutanasia en el mundo

Comentarios