Pasta de Conchos: Reservas y dilación (Segunda de dos tres partes)

miércoles, 28 de junio de 2006
San Juan de Sabinas, Coah , 27 de junio (apro)- En julio de 2004, la Secretaría del Trabajo realizó una visita de inspección periódica de seguridad e higiene en la mina Pasta de Conchos; un año después emplazó a Industrial Minero México (IMMSA) a cumplir con las medidas en la materia En respuesta, el 2 de febrero de 2006, la empresa envió un escrito a la STPS, en el que anexó el acta de la comisión mixta de seguridad e higiene, por medio de la cual sus integrantes, representantes de la empresa y del sindicato, acordaron el cumplimiento de las mismas; el 7 de febrero, la Secretaría realizó la inspección de comprobación para verificar el cumplimiento de dichas medidas Doce días después, ocurrió la tragedia que dejó sepultados a 65 mineros Desde 2004 se habían identificado 34 irregularidades en la operación de la mina, pero fue hasta 2006, cuando se verificó que hubieran sido solventadas, sin que mediara otra inspección en ese periodo para comprobar que, además de las irregularidades detectadas, el complejo hubiera registrado otros deterioros De las 34 observaciones derivadas de la inspección de 2004, quedaron sin atender seis Los numerales 13 al 18 quedaron pendientes En ellos se ordenaba cambiar la caja de conexión eléctrica y colocar protección metálica al cople de la bomba del Diagonal 13, por el "cañón auxiliar sur arrastre" Así mismo, reubicar una caja eléctrica que energizaba los diagonales 12 y 13; activar el paro de emergencia en el Minero Continuo Número Uno; provocar polveo sistemático con polvo inerte en cielo, piso y ambas tablas de carbón en el avance del llamado Minero Continuo Uno; instalar protector de seguridad que resguardara al cople y cadena motriz al descubierto de la cabeza de banda, ubicado en el área del cañón 3 oriente A; y eliminar las fugas de aceite y reductor, además de colocar un puente con pasamanos en el área de la cabeza de banda en el mismo lugar Estas condiciones de inseguridad, que la STPS documentó, resultaban suficientes para provocar un accidente, como finalmente ocurrió La falta de polveo sistemático provoca acumulación de polvo de carbón, que es altamente explosivo al sobrecalentarse El sobrecalentamiento se puede evitar con el sistema de "Paro de Emergencia", que hacía falta en el Minero Continuo Esa acumulación de polvo y el sobrecalentamiento, junto a un chispazo derivado de un equipo eléctrico en mal estado, son fatales; y eso, precisamente ocurrió el 19 de febrero Marco Antonio Contreras, uno de los sobrevivientes al estallido en el filón, reveló a la agencia Apro que el día de la tragedia los trabajadores pensaban realizar un paro de protesta por las condiciones de inseguridad La noche del sábado 18 de febrero, los 73 carboneros del tercer turno, descendieron a pie, debido a que el cable de telesillas estaba averiado, de manera semejante al cople y cadena de banda del cañón 3, que indica la supervisión del 7 de febrero; pero según la STPS, de su inspección se establece que las áreas que no fueron solventadas, estaban ya cerradas y los equipos fuera de operación La comisión que integraría la dependencia, hasta ahora no existe y, la propia delegación estatal, aseguró que no realiza ninguna investigación Investigación ministerial, sin tercería El sábado 25 de febrero, luego de que se oficializara la muerte de los 65 trabajadores, el gobernador Humberto Moreira Valdés informó que se integraría una averiguación previa por el homicidio de los carboneros En su anuncio, delante del secretario del Trabajo, Francisco Xavier Salazar Sáenz, advirtió al entonces delegado de la STPS, Pedro Camarillo Adame, que de haber algún inspector involucrado en hechos de corrupción, sería encarcelado Ahí mismo, el mandatario habló de la contratación de una tercería para investigar el siniestro y ofreció pagarla con recursos estatales El 13 de marzo, el gobierno federal absorbió el tema En una gira, interpretada en ese momento como una distensión de la relación con el gobierno estatal y que precedió un enfrentamiento mayor, el secretario del Trabajo, Salazar Sáenz, llegó a Saltillo para dar a conocer una serie de apoyos a las familias de los carboneros muertos En su mensaje, el titular del Trabajo advirtió: "Estamos decididos a llegar al final en la búsqueda de una verdadera justicia, que no quede duda, lo ocurrido obliga a encontrar responsables y nada impedirá que así sea La memoria de los fallecidos en Pasta de Conchos, nos impulsa a llegar hasta el fondo, no importa quién o quiénes puedan resultar involucrados" Con un séquito de casi 50 funcionarios federales, Salazar Sáenz insistió en que las 65 muertes "no pueden pasar a la historia estérilmente" Más tarde, señaló: "En el caso de Pasta de Conchos, queda aún mucho por hacer Quedan responsabilidades por deslindar y serán deslindadas porque este gobierno (el federal) no dará un solo paso atrás en el combate a la impunidad y mucho menos en la defensa de las personas, de las mexicanas y los mexicanos que son el más grande e invaluable recurso de la nación" Entonces cedió la palabra a Gerardo Mosqueda Martínez, subsecretario de la STPS, quien enumeró los beneficios que la Federación allegaría a las viudas y huérfanos de Pasta de Conchos Ya en la sesión de preguntas y respuestas, Salazar Sáenz informó que especialistas de la UNAM y de la UAG, fungirían como tercería e investigarían lo que pasó en el filón El mensaje humanista y considerado de Salazar Sáenz se desvirtuó semanas después, no solo por la falta de investigación, sino también porque dijo que los mineros consumían drogas antes de bajar a la mina La declaración motivó que Moreira Valdés, lo declarara persona non grata en el estado Dos meses después, en entrevista con la agencia Apro, Humberto Moreira aseguró que de todos los programas anunciados por el secretario del Trabajo, nada se había cumplido, al igual que la tercería que, por ser la minería una actividad regida por el gobierno federal era éste quien podía atraerla a Pasta de Conchos, pero los especialistas de la UNAM y de la UAG, tampoco llegaron Hasta ahora, la única investigación oficial se realiza por parte de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ), que mantiene en la entrada de la mina al agente del Ministerio Público, Rafael Pinales Quiroz, quien, sin ser perito ni estar vinculado a la minería, limita su función a observar y registrar el número de personas que entran y salen, sus equipos y los objetos que se sustraen del interior a donde jamás desciende Junto a él, se mantienen a la expectativa médicos legistas y peritos, quienes arribaron al lugar a principios de junio, cuando se anunció que podrían rescatarse los primeros restos humanos