Fox "no entendió" lo que le dijo Bush, le corrige Washington

miércoles, 19 de julio de 2006
Washington, 18 de julio (apro) - La Casa Blanca aclaró que el presidente George W Bush sigue comprometido con una reforma integral a las leyes de inmigración y quiere que se apruebe lo más pronto posible, por lo cual descalificó las declaraciones del presidente mexicano Vicente Fox, quien indicó que su homólogo estadunidense le había dicho que no se aprobaría la reforma migratoria antes del 30 de noviembre de este año "Él (Bush) no le hizo el comentario al presidente de México; el presidente (Fox) pudo no haber entendido lo que dijo el presidente Bush", declaró Tony Snow, el portavoz de la Casa Blanca "El presidente de México podría no haber escuchado bien", añadió Snow La corrección, aclaración o desmentido de la Casa Blanca al presidente de México, se dio horas después de que Fox se desdijera de lo que un día antes había declarado a la prensa, al término de la breve conversación que sostuvo en Rusia con Bush, cuando culminó la reunión del Grupo de los 8 (G-8) países mas industrializados del planeta Fox en su recapacitación de lo que dijo el mandatario estadundiense, indicó que no están eliminadas las posibilidades de que el Congreso federal estadunidense apruebe una reforma migratoria integral antes de que culmine su sexenio Pese al desmentido al presidente de México, la Casa Blanca fue cautelosa y no se atrevió a pronosticar para este año a la aprobación de la reforma migratoria integral, debido a que al proceso legislativo se le atraviesan las elecciones federales de medio periodo del próximo 7 de noviembre "Él (Bush) no le dijo al presidente de México que no había oportunidad de que esto se aprobara antes de las elecciones", reiteró el vocero de la Casa Blanca "Él (Bush) dijo que podría haber algo antes del día del trabajo (el 4 de septiembre) porque quedan tres semanas (hábiles) antes de que se vaya el Congreso", acotó Show Un amplio grupo de legisladores republicanos, que son mayoría representativa en la Cámara de Senadores y en la de Representantes del Congreso federal, está en desacuerdo con la posición de Bush respecto a la reforma a las leyes de inmigración, lo cual hace que políticamente sea casi un imposible la aprobación de un proyecto de ley este año "El presidente sigue comprometido con una reforma migratoria integral y a que se dé lo más pronto posible; está trabajando con el Congreso; y miembros de su gobierno están haciendo lo mismo", remato el vocero de la Casa Blanca En el Capitolio, los líderes republicanos iniciaron un proceso de audiencias públicas en el Comité y Subcomité Judicial de la Cámara de Representantes, para explicar por qué la reforma a las leyes de inmigración no debe incluir ningún programa de empleo temporal y de regularización del estatus de residencia para los inmigrantes indocumentados En diciembre del año pasado la Cámara de Representantes aprobó el proyecto de ley 4437, que criminaliza a la inmigración indocumentada y no contempla la creación de un programa de empleo temporal ni de regularización de residencia para algunos o todos, los 11 o 12 millones de inmigrantes indocumentados que, se estima, viven en Estados Unidos El pasado mes de mayo la Cámara de Senadores aprobó su proyecto de ley 2611 que, a diferencia de la versión de la Cámara de Representantes, define en tres categorías a los inmigrantes indocumentados: a los que tienen más de cinco años en el país y a quienes les ofrece la regularización de su residencia; empleo temporal a los que tienen por lo menos dos años; y deportación, aunque con la posibilidad de participar en un programa de empleo temporal, a los que tienen menos de dos años Además, la versión senatorial no criminaliza a la inmigración indocumentada "El del Senado es un proyecto de ley malo, y el público, a través de estas audiencias se enterara por qué es malo Este proyecto de ley fue diseñado con propósitos políticos", declaró Steve King, representante republicano de Iowa, durante la audiencia realizada en el Subcomité Judicial de la Cámara de Representantes En respuesta a la acusación de King, que dio a entender que un proyecto de ley mesurado que ofrezca regularización o empleo temporal a los indocumentados (como el del Senado) tiene el propósito de beneficiar electoralmente a los demócratas en los comicios del 7 de noviembre, Howard Berman, representante demócrata de California, indicó que las audiencias que se están celebrando sobre la reforma migratoria cuando ya se aprobaron dos proyectos de ley, son una táctica política de los republicanos para consumir tiempo y evitar que se haga algo este año "Es un paso hacia atrás Se esta terminando el tiempo en el reloj", sostuvo Berman

Comentarios