El IFE: Un órgano faccioso

domingo, 9 de julio de 2006
A menos de una semana del proceso electoral más reñido en la historia reciente de México, la autonomía de los integrantes del Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) está en duda, según especialistas en el tema, quienes consideran que la actuación del órgano colegiado durante las campañas, así como el 2 de julio, evidenció una falta de autonomía ante el gobierno federal y su candidato Por eso proponen consolidar las estructuras ciudadanizadas del organismo y asegurar que el próximo consejo no se integre con base en cuotas partidistas, destaca la edición 1549 de la revista Proceso Los motivos de esta falta de credibilidad se acumularon rápidamente: el pésimo manejo político y de comunicación que se evidenció en el traslape del mensaje de Luis Carlos Ugalde con el de Vicente Fox la noche del 2 de julio; el fiasco informático que resultaron ser el conteo rápido y el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP); la orden a los vocales ejecutivos para evitar que se abrieran los paquetes electorales en el cómputo distrital del miércoles 5, y la prisa por declarar a Felipe Calderón como ganador de la contienda cuando el cómputo final le corresponde al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) Para observadores ciudadanos, exconsejeros e incluso para integrantes de la estructura profesional del IFE, el Consejo General formó parte de un sospechoso operativo mediático e informático que, en lugar de dar certeza y transparencia a los resultados del 2 de julio, aceleró los procedimientos y favoreció a uno de los candidatos, publica la revista Proceso que circula a partir del domingo 9 de julio

Comentarios

Otras Noticias