En ningún lugar del mundo se respetan los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres

viernes, 18 de agosto de 2006
* Denuncian especialistas en la Conferencia Internacional sobre Sida Toronto, 17 de agosto (apro-cimac) - En ningún rincón del mundo se respetan los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, coincidieron especialistas en el tema durante el simposio "VIH, derechos sexuales y reproductivos, comprenderlos y exigirlos" Durante la sesión, que fue parte de las actividades de la XVI Conferencia Internacional sobre Sida, las y los ponentes de México, Uganda y Holanda, afirmaron que el fenómeno de VIH está más cerca de vincularse a un "castigo divino" que al derecho de las personas a una vida con derechos "Los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres con VIH, trabajadoras sexuales y usuarios de drogas inyectables, no son diferentes a los del resto, pero estos grupos luchan contra el estigma y la discriminación", explicó la mexicana Ana Langer, directora de la organización internacional Engender Health Dijo que un tema prohibido dentro de los nuevos esquemas de la cooperación internacional en Estados Unidos es el aborto y, sin embargo, no se puede obviar cuando se habla de VIH "Del aborto no he escuchado mucho", señaló Langer, "pero es un asunto de derechos que a veces se realiza de manera forzada en contra del deseo de las mujeres" Añadió que también es un procedimiento que se niega a las mujeres que desean interrumpir sus embarazos en los países donde está prohibido De acuerdo con la activista ugandesa Lucy SIMO, "toda la gente, en este salón, afuera, en los gobiernos, olvida a las mujeres seropositivas y nuestro derecho a tener sexo" Además, criticó la política del presidente George W Bush para promover la abstinencia y la fidelidad porque "asume que las mujeres pueden decidir sobre su sexualidad" Afirmó: "Es una traición para las mujeres, quienes no pueden dar cuenta de la sexualidad de sus parejas, o en los matrimonios poligámicos, del comportamiento sexual de las otras esposas" Por otra parte, líderes del Reino Unido y de Estados Unidos advirtieron sobre la criminalización de las mujeres con VIH, en tanto que han sido demandadas o encarceladas por no revelar su estatus en hospitales públicos