Campaña de desobediencia civil, en Oaxaca

sábado, 5 de agosto de 2006
* Advierte la Asamblea que bloquearán todas las carreteras de la entidad y los accesos a la capital del estado Oaxaca, Oax , 4 de agosto (apro)- La Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca (APPO) anunció que pondrá en marcha una campaña de desobediencia civil, con la finalidad de "golpear políticamente" al gobierno de Ulises Ruiz, hasta lograr "su caída y la de su camarilla" La determinación fue tomada hoy como parte de la estrategia para "profundizar la ingobernabilidad" en el estado y "evidenciar la crisis económica y de las instituciones" que enfrenta el estado bajo el mando de Ulises Ruiz, a quien exigen su renuncia Rogelio Pensamiento Mesinas, integrante de la dirección colectiva de la APPO, dio a conocer un documento con el "menú" de acciones aprobadas por la asamblea e integrantes de la Sección 22 del SNTE, entre las que se contempla el bloqueo de todas las carreteras de la entidad y de la capital del estado, así como la retención de todo el transporte comercial, el cierre de empresas transnacionales, toma de gasolineras, establecimiento de tianguis en plazas y centros comerciales y el boicot a productos extranjeros La APPO acordó también enviar telegramas al Senado de la República en los que exigirán la desaparición de poderes en Oaxaca Además, como parte de estas medidas se contempla la "inutilización de todas las oficinas alternas de los tres poderes del estado y gestión gubernamental, local y regional, con la retención de unidades de tránsito del estado y municipal" De igual forma, determinó incrementar la toma de municipios, que hasta el momento, según la APPO, suman 29, aunque el gobierno estatal sólo reconoce siete La APPO determinó también boicotear todas las actividades oficiales del gobernador Ulises Ruiz e impedir la sesión de la LIX Legislatura local, así como la operatividad de los juzgados del Tribunal Superior de Justicia La "recolección" de vehículos oficiales continuó este día con la retención de una camioneta de la Dirección de Administración de Obras y Sistemas de Agua Potable y Alcantarillado del gobierno del estado que supuestamente transportaba 135 kilogramos de hipoclorito de calcio, sustancia altamente tóxica que puede ser peligrosa para la población En tanto, el gobierno del estado, a través de un comunicado, manifestó: "Oaxaca no merece la situación actual de violencia y radicalismo que estamos viviendo; unas son las demandas legítimas del magisterio y otra muy distinta los objetivos de grupos radicales que han logrado politizar el movimiento magisterial para desestabilizar "Es claro que los maestros quieren la solución a sus demandas y la gran mayoría está por el diálogo No son ellos los que se niegan a volver a la mesa de negociaciones, sino los grupos radicales que han desvirtuado la finalidad del movimiento magisterial", agregó Posteriormente lamentó la disolución de la Comisión de Intermediación y Concordia que buscó "en todo momento interlocución y acciones de buena fe", por lo que exhortó a sus integrantes --el obispo emérito de Tehuantepec, Arturo Lona Reyes; el pintor Francisco Toledo; y el presbítero Wilfrido Mayren Carrasco, entre otros-- a reanudar su trabajo "desinteresado" como intermediarios para restablecer el diálogo "con miras a conseguir la paz social que demandan los oaxaqueños y el país entero"