Y el narco, desatado...

lunes, 7 de agosto de 2006
Mientras el país se estanca en un conflicto poselectoral cuyo fin no se ve tan próximo, con cuerpos policiacos mal armados o, de plano, plegados al servicio de organizaciones delictivas, la letalidad del narcotráfico se desató como nunca en la república, destaca Proceso en su edición en circulación En el caso de Michoacán, la creciente violencia que padece esa entidad es consecuencia de la guerra que libran bandas de narcotraficantes a lo largo del país por la conquista de rutas y territorios para el transporte de droga Lo que ahí ocurre se reproduce en otras entidades, como Guerrero y Tamaulipas, con expresiones que aterran Reportes de inteligencia militar y de la PGR indican que los cárteles del Golfo, de Sinaloa y del Milenio han sentado sus reales en la región de Apatzingán, en donde fue necesaria la intervención de las fuerzas federales, señala Proceso en su edición 1553

Comentarios

Otras Noticias