La huella de Juárez; fotografías de Rafael López Castro

lunes, 29 de enero de 2007
México, D F, 29 de enero (apro)- Destacado diseñador gráfico y fotógrafo singular, Rafael López Castro ha estado muy prolífico en su producción visual Ahora sorprende con un volumen iconográfico de Benito Juárez La huella de Juárez, que ahora coeditan la Universidad de las Américas y Trilce, sigue a Domingo de Ramos en Uruapan, Michoacán (con texto de Margarita de Orellana, Artes de México) y Vestida de sol Reina de México (con texto de Roger Bartra; Ediciones ERA), iconografía popular de la Virgen de Guadalupe Estamos frente a un recorrido por el país entero para retratar los "retratos" del Benemérito de las Américas, básicamente de su estatuaria, pero también de otras representaciones del prócer en la plástica (pinturas, grabados, dibujos, murales) Pero no sólo eso: López Castro captura junto a esculturas y monumentos la vida actual a su alrededor, y hace entrar al cuadro histórico la vida de las parejitas jóvenes de enamorados El volumen es una pieza de colección De él reproducimos el texto de presentación de Pedro Angel Palou: De la estatura mexicana, quizá la que se salva del abandono y la frialdad propia de los monumentos es el monolito de Benito Juárez, la materia monumental bien refleja las virtudes que irradia el prócer mexicano: el poeta Pablo Neruda nos recuerda que ese concreto es la viva imagen de la firmeza de los ideales de Juárez, ese semblante marmóreo se asemeja a la seriedad institucional y a la resistencia contra todo ideal dogmático, su liberalismo fue sin concesiones, manteniendo siempre la visión de Estado por encima de los intereses de grupo En este sentido, y por la naturaleza popular de la iconografía de Juárez aquí expuesta, recurro al dicho popular: "Lo que el viento a Juárez"; es decir, un hombre dispuesto a defender la República incluso a contracorriente Este texto es un acercamiento al hombre de carne y hueso que guarda el imaginario colectivo de nuestro país, el mito idílico del pastorcito humilde que a base de esfuerzo y la lucha humilde por la supervivencia diaria Según Rougemont, todo mito corresponde con las formas de vida de una sociedad Así, el mito de querer es poder, ejemplificado en la figura de Juárez, seguramente entusiasmó y tranquilizó los sueños más profundos de quienes menos tienen Entrando un poco al área de la teoría política se considera que Benito Juárez encarna la figura de un pensador liberal social Esta afirmación enriquece la concepción unidimensional que lo angular en el pensamiento juarista En el área social destacan en particular los niveles de igualdad que plantean sus reformas Entre algunos ejemplos, fueron abolidos los fueros y prerrogativas que militares y clero tenían por encima de los ciudadanos Esta abolición de jerarquías y privilegios podría equiparse a los derechos ganados por la revolución Francesa y la Declaración de los Derechos Universales del Hombre y del Ciudadano En ambos casos, la igualdad de todos ante la ley derivó en hacer hombres más libres Como dice Charles Taylor, sólo hasta que se rompen las jerarquías de grupo es que los hombres pueden defender los derechos de su grupo, la igualad posibilita la diferencia entre los hombres Podría decirse que en la historia de México como nación, Benito Juárez inaugura el pensamiento no sólo liberal sino igualitarista, en pocas palabras, social, hecho que se refleja claramente en la iconografía urbana: Juárez está al alcance de las manos Juárez es un símbolo de la democratización de los derechos y él mismo se convirtió en un derecho para todos, un imaginario colectivo

Comentarios