Elipsis, exposición colectiva en el Tamayo

lunes, 15 de octubre de 2007
México, D F, 15 de octubre (apro)- El Museo Tamayo de Arte Contemporáneo ofrece una interesante exposición títulada Elipsis Tres artistas mujeres que tienen en común no sólo el uso de diversas técnicas ópticas, como la fotografía, el video y la televisión, para sus trabajos, sino que las une, a pesar de sus diferencias territoriales y generacionales, la inquietud y la voluntad de trabajar sobre el tema de la mujer; de su identidad Curada por Lynne Cooke, Dia Center for the Arts, Nueva York, confirma que el trabajo que aquí se reúne es un enfoque particular y que se convierte en común, la manera de que las artistas evocan sus cuerpos combinando siempre objeto y sujeto La afluencia de público que ha tenido esta muestra es sorprendente, y la museografía y características del museo, han sido realmente favorecedoras para ofrecer al publico está interesante exposición de artistas mujeres que exploran su presencia frente a las cámaras, creadas dentro del contexto histórico del movimiento feminista de los años 60 y 70 Elipsis cuenta con el trabajo de Lili Dujourie, quien nació en Gent, Bélgica en 1941 El trabajo de Chantal Ackerman, que nació en Bruselas en 1950, y Francesca Woodman, nacida en Denver en 1958 Tres propuestas, tres generaciones, tres mujeres que exploran con las diferentes técnicas, acciones momentáneas, donde registran su condición de mujeres, como artistas, modelos e, incluso, musas Sin caer demasiado en lo autobiográfico, la búsqueda de éstas mujeres de manera multidisciplinaría, les permitió aventurarse a entrar de manera, libre, a navegar terrenos donde las preguntas ontológicas y los recorridos visuales logran que el espectador viaje y se acerque a esté genuino encuentro con la posibilidad de representar la identidad, de la mujer de manera creativa y particular Lo estético se complementa de manera interesante en comunión con la reflexión que lleva obligatoriamente al sumergirse en estos temas La curadora Cooke dijo: "En general, el lugar de la trama y la narrativa, el espacio y el tiempo funcionan como notas formales y estrategias de estructuración La duración se explora en relación con los personajes y como métodos compositivos Presas del fastidio, la languidez, la ensoñación, la indiferencia y la falta de sentido, el estado de las protagonistas incide directamente en la construcción y percepción de un tiempo literalmente corporizado" La exposición está dividida en tres salas, y hay tres cámaras de proyección de diapositivas, video y cine La muestra se encuentra integrada por 65 piezas de diferentes formatos y técnicas, como fotografías individuales en blanco y negro, así como en color; algunas series secuenciales de corte barroco; una serie de videos que se proyectan en decenas de monitores de televisión que reproducen diferentes escenas Cada artista cuenta con su propio espacio Una breve explicación del trabajo particular de cada una de las participantes, logra sin duda ofrecer un panorama más completo de esta interesante exposición: Dujourier Lili Se exhiben cinco de los 17 videos que creó entre los años 1971 y 1981 y que le dio el nombre de Hoemnage á ? Que trata de la descripción ensoñada, brumosa y granulosa de un espacio húmedo, de mar, o de cielo, que parece ser visto desde una ventana También se presentan imágenes de sus colecciones de Sonnet de los años 1974 y Spiegel de 1976, donde sobresale un lenguaje, una realidad única Se habla de que el trabajo de ésta artista, según (Cooke), tuvo influencia del cineasta italiano Michelangelo Antonioni, de quien asimiló la forma de cómo aprehender y reproducir las dimensiones formales y temporales de la realidad, de acuerdo con su propia poética, particularmente en su trabajo de la trilogía de las películas L`aventura 1960, La notte 1961 y L´e clisse 1964 En el trabajo de Chantal Akerman se proyectan escenas del video Saltar mi vida, filmado en 1968 También, escenas de su primer largometraje Yo tú él ella (1975), donde la propia artista actúa en tres papeles El video difundido en 2007, que lleva como título Espejo, con varias escenas grabadas en 1971, pero que la propia artista restauró en 2002 Estas imágenes se presentan a manera de instalación En una misma pantalla dividida se replican las interrogantes sobre la subjetividad y la identidad Por último, el trabajo de la artista estadunidense Francesca Woodman es una obra nostálgica de una artista que sólo vivió 22 años, pero que, a pesar del poco tiempo, creó un interesante portafolio de casi 50 fotografías en blanco y negro, con imágenes autobiográficas y paisajes de Nueva York y Roma Su trabajo ha despertado el interés de feministas e historiadores de la fotografía La muestra permanecerá abierta hasta el próximo 6 de enero en el Museo Tamayo Arte Contemporáneo, ubicado en Paseo de la Reforma y Gandhi, Bosque de Chapultepec, para después ser exhibida en Suecia en Lund Konsthall, para terminar en Dundee Contemporary Arts, en Escocia

Comentarios