Quiere México lugar en el Consejo de Seguridad de la ONU

jueves, 4 de octubre de 2007
México, D F, 3 de octubre (apro)- El embajador de México ante la ONU, Claude Heller, defendió hoy ante el pleno de la 62 Asamblea General de la ONU su candidatura a ocupar un sillón no permanente en el Consejo de Seguridad y reclamó una ampliación en el número de miembros, para "adecuarlo" a estos tiempos "El Gobierno de México expresa su voluntad política de participar de manera constructiva en las labores del Consejo de Seguridad en materia de mantenimiento de la paz y de la seguridad internacional", así como en el "tratamiento de aquellas cuestiones de agenda mundial vinculadas al ámbito de su competencia", expresó el diplomático Durante su discurso en la tribuna del debate general de la 62 Asamblea General, que termina el jueves, Heller explicó que la candidatura de México, el décimo mayor contribuyente de la ONU, responde a su determinación a "contribuir activamente en la edificación de una sociedad internacional más segura, democrática y equitativa" Claude Héller sostuvo que México es "leal" a la causa de Naciones Unidas y está "comprometido con su reforma y dispuesto a asumir mayores responsabilidades en el escenario internacional" Al igual que el representante de México, la semana pasada el presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández, también aprovechó la tribuna de la Asamblea para defender las aspiraciones de su país a ser miembro no permanente del Consejo de Seguridad durante el periodo 2008-2009 en sustitución de Perú A esa misma plaza también opta otro país latinoamericano, Costa Rica En su oportunidad, Claude Héller también instó a que se acometa una ampliación urgente del número de plazas no permanentes en ese organismo, que ahora son diez, con la posibilidad de ser reelegidos, "a fin de incentivar la rendición de cuentas" Otro de los aspectos en los que Heller urgió a la colaboración internacional en el relativo al uso de armas nucleares, para buscar su "reducción gradual, tendente a la eliminación total y la certeza de que jamás volverán a ser producidas" En su intervención, Heller defendió que cada país es responsable ante su propia sociedad y ante la comunidad internacional de garantizar el estado de derecho y el pleno disfrute de los derechos humanos, "la promoción del desarrollo, la protección del medio ambiente y la lucha contra las nuevas amenazas a la seguridad", a fin de ofrecer mejores condiciones de vida a su población

Comentarios