El Caníbal de la Guerrero, ahorcado

miércoles, 12 de diciembre de 2007
* Su hermana desmiente la versión de suicidio México, D F, 11 de diciembre (apro)- El Gobierno del Distrito Federal (GDF) dio a conocer hoy la muerte de José Luis Calva Zepeda, "El caníbal de la Guerrero", de 38 años, quien se encontraba recluido desde el 24 de octubre en el reclusorio Oriente, acusado de asesinar a su novia, Alejandra Galeana, entre otras mujeres Según las autoridades capitalinas, Calva Zepeda se suicidó en su celda con un cinturón, pero la novia de éste, Dolores Mendoza, reveló que el sábado 8, José Luis le confió a su hermana que necesitaba dinero para entregárselo a unos internos que le querían hacer daño "Su hermana le trajo dinero el sábado, le trajo mil 500, y ahorita le traíamos más porque ayer nos dijo que lo iban a matar, que necesitaba el efectivo", dijo la mujer Por lo pronto, el secretario de Gobierno del GDF, José Ángel Ávila, instruyó a la Dirección General de Prevención y Readaptación Social para que realice una investigación sobre el presunto suicidio Calva Zepeda, quien este martes tenía programada una audiencia en el Juzgado 21 en la que no iba a recibir buenas noticias, según confió el propio Ávila En entrevista, el abogado Humberto Guerrero Plata confirmó que su cliente se ahorcó con su cinturón la mañana de este martes El 8 de octubre el ahora occiso fue detenido cuando se disponía a entrar al departamento que ocupaba en la colonia Guerrero, donde la policía encontró el cuerpo desmembrado de su novia Alejandra Galeana Las autoridades encontraron incluso algunos partes del cuerpo de la mujer en una sartén, lo que dio lugar a la versión de que el asesino comió los restos de su novia y, por ende, lo bautizaron como "El caníbal de la Guerrero" Antes de ser puesto a disposición del Juzgado 21 penal, Calva Zepeda pasó varios días en el hospital por una contusión en la cabeza El 24 de octubre, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, Calva Zepeda ingresó a las instalaciones del Reclusorio Oriente, donde quedó bajo disposición del juez 21 penal, Juan Jesús Chavarría Sánchez, quien le dictó auto de formal prisión Un día después, el 25 de octubre, Calva Zepeda se reservó su derecho a declarar, con lo que dio inicio el proceso ordinario en su contra por el delito de homicidio calificado Calva Zepeda nació el 20 de junio de 1979 y se dedicaba a escribir novelas de terror, poesía, obras de teatro y algunos musicales En sus primeras declaraciones reconoció que era adicto al cigarro, al alcohol y a la cocaína, y que padecía trastornos psicológicos Tenía además antecedentes penales, pues en 1993 fue detenido por posesión de arma blanca "El caníbal de la Guerrero" también era investigado por al menos dos homicidios más; uno cometido en el municipio mexiquense de Chimalhuacán, en agravio de Verónica Martínez Casarrubia; y el otro relacionado con una sexoservidora, cuyo cuerpo fue encontrado en Tlatelolco en abril pasado La versión del suicidio, sin embargo, fue desmentida de inmediato por Dolores Mendoza La novia de José Luis Calva aseguró que éste era golpeado y extorsionado por otros reos que, incluso, dijo, amenazaron con matarlo De acuerdo con los hechos asentados en la averiguación previa FIZP/IZP-8-T3/3104-07-12, el ahora occiso fue localizado a las 6:50 horas en su dormitorio durante la entrega y recepción del turno Calva Zepeda tenía un cinturón alrededor del cuello dentro de la estancia 12 en la zona 03 del reclusorio Oriente "El caníbal de la Guerrero", originario del Distrito Federal, murió a los 38 años e ingresó al Reclusorio Oriente en octubre pasado por el delito de homicidio calificado y violación al respeto de cadáveres En tanto, el Secretario de Gobierno, José Ángel Ávila, se comprometió a investigar los hechos y advirtió que, en caso de que se compruebe que hubo una conducta inapropiada por parte de los custodios, se procederá en contra de éstos "En caso de negligencia u omisión se tendrá que castigar", indicó Según el funcionario, el cinturón con el que se quitó la vida Calva Zepeda es una prenda permitida por las autoridades penitenciarias

Comentarios