Veteranos contra jóvenes

lunes, 17 de diciembre de 2007
México, D F, 17 de diciembre (apro)- Se acerca el final de la Copa Mundial, que se lleva a cabo en Khanty-Mansiysk, Rusia (a unos 2 mil 250 kilómetros de Moscú) De 128 jugadores tan sólo quedan cuatro: Alexei Shirov (ESP), Gata Kamsky (EEUU), Magnus Carlsen (NOR) y Sergei Karjakin (UCR) Jugadores de gran calibre han mordido el polvo, como Svidler, Ivanchuk y Aronian, entre el grupo de los "súper grandes maestros" El torneo se juega bajo el sistema Wimbledon de eliminación sencilla: dos partidas (una con blancas y otra con negras), a un tiempo de 1:30 horas por jugador y 30 segundos de incremento por cada jugada realizada Si hay empate, se juegan entonces dos partidas a 25 minutos por jugador Si persiste el empate se juegan 2 partidas más a 5 minutos y, finalmente, de continuar empatado, deben jugar un partido más en donde el blanco tiene 6 minutos, el negro 5 pero el empate le da la victoria al segundo bando Hasta ahora muchos encuentros no se han dilucidado en los desempates, aunque por ejemplo, Ponomariov (recién eliminado por Kamsky), en sus dos primeros encuentros perdió la primera partida de cada uno, para recuperarse en la revancha y ganar los sendos desempates Sin embargo, a pesar del esfuerzo hecho por el ucraniano, el ahora norteamericano Kamsky lo derrotó sin miramientos, haciendo ver que el que fuera subcampeón mundial de la FIDE viene por su segundo aire Cabe destacar que Kamsky fue por muchos años uno de los jóvenes con más talento en el ajedrez mundial Su padre, Rustam, era un exboxeador y decidió el futuro de su hijo a temprana edad Si el muchacho perdía una partida, su padre lo recriminaba agriamente Incluso se sabe de haberle dado un bofetón públicamente al caer derrotado contra un jugador que el padre del ajedrecista consideraba como inferior Vaya, incluso en un match de candidatos por el título máximo del ajedrez, Rustam Kamsky amenazó de muerte al gran maestro británico Nigel Short, sólo porque este último, agripado, se sonaba la nariz con demasiada frecuencia en las partidas contra Gata Así las cosas, después que Karpov lo venciera en un match por el campeonato mundial, Kamsky se retiró de los tableros para estudiar medicina (todo por prácticamente orden de su padre) De hecho, Gata se casó con la novia que le eligió el papá (eso dicen) y finalmente el gran talento terminó la carrera, pero de abogado, no como su padre deseaba De pronto, decide ?ya sin su papá a cuestas? regresar al ajedrez y aparentemente lo está haciendo de gran manera Ha clasificado en las semifinales del la copa mundial y al momento de escribir esto enfrenta al prodigio Magnus Carlsen, que tiene su propia historia El noruego Carlsen es uno de los casos más notables de los últimos tiempos De ser un principiante, en un año llegó a la primera fuerza, y un par de años después se convirtió en un gran maestro de tan sólo 13 años Su meteórica carrera no pasó desapercibida incluso por Kasparov, quien jugó dos partidas rápidas contra el jovencito en donde, este último empató la primera (habiendo logrado mejor posición) y perdió la segunda Al término del match Magnus dijo desconsolado: "He jugado como un niño" Sin embargo, hay que aclarar que la carrera de Carlsen no hubiese sido de tan alta velocidad si no hubiese sido porque su padre decidió seguirlo y apoyarlo en esta aventura tan azarosa La familia rentó su casa y por unos años viajaron de torneo en torneo, para que el prodigio empezara a sentir el nivel de fuerza del ajedrez mundial La extraordinaria memoria y el natural talento que parece desplegar Magnus en sus partidas demuestran que hay, sin duda, seres humanos que nacieron para una actividad específica, en este caso, el ajedrez Hoy el juvenil de 17 años (recién cumplidos), se acerca a lo que muchos ya han pronosticado: un futuro campeón mundial en pocos años Por su parte, Alexei Shirov (originario de Letonia, pero ahora ciudadano español), fue por muchos años uno de los jugadores de elite En algún momento de su fenomenal carrera jugó un extraordinario torneo de Linares, quizás la justa más importante en el mundo Con ello se ganó su derecho de jugar un match contra Vladimir Kramnik, y cuyo ganador enfrentaría a Kasparov por el campeonato mundial Shirov ganó pero nunca pudo jugar contra Kasparov, porque éste tenía un score de 11-0 en su contra frente al ogro de Bakú, y de acuerdo con las propias declaraciones del entonces campeón mundial: "Imposible conseguir patrocinadores para un encuentro con Shirov por culpa de su pésimo score contra mí" No obstante este revés, Shirov siempre fue un gran animador en los torneos Sin embargo, en los últimos tiempos empezó a fracasar en prácticamente todos los campeonatos que jugaba, incluso quedando en los últimos lugares Hoy parece ser que eso ha sido superado y ha regresado con gran fuerza, venciendo en todos sus matches anteriores sin tener que ir a ninguna serie de desempates Sergei Karjakin, que en estos momentos enfrenta a Shirov, es el gran maestro más joven de la historia de todo el ajedrez A los doce años consiguió el pergamino y fue punta de lanza en una generación de jovencísimos grandes maestros ucranianos, entre los que destacan, por ejemplo, Katherina Lahno, una niña (ahora una joven mujer), que juega a un nivel extraordinario, incluso entre los hombres Pues bien, Karjakin a los 11 años fue el asesor de Ruslam Ponomariov, quien se convirtiera en campeón mundial hace unos pocos años Sin duda el ucraniano no ha decepcionado y ahora, ya con unos 18 años, está demostrando que los pronósticos han sido exactos De ganar Carlsen y Karjakin, veríamos un duelo entre dos juveniles en la gran final de la copa mundial Si los veteranos vencen, tendríamos un duelo ya clásico entre jugadores que desde hace más de 20 años han estado en el candelero ajedrecístico Finalmente si gana un veterano y un juvenil, tendremos un match que no se duda ya en calificarlo como veteranos contra juveniles Veremos qué pasa

Comentarios