La política cultural del patrimonio

lunes, 24 de diciembre de 2007
Una de las propuestas presentadas en el Programa Nacional de Cultura (PNC) 2007-2012 en materia de patrimonio, es aglutinar en un rubro no sólo la noción de patrimonio monumental, expresada en la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticas e Históricas, sino ampliarla al patrimonio industrial, ferrocarrilero, documental, y hasta fílmico y sonoro Además agregar el concepto de patrimonio inmaterial, "principalmente el perteneciente a las culturas populares" Así, se estableció la primera línea de acción del PNC llamada "Patrimonio y diversidad cultural" Y, se supone, no es sólo para el discurso, sino que de esta manera se agruparán políticas y acciones, y se estrecharán las interrelaciones entre los diferentes tipos de patrimonio Además, se trata de que las diversas instituciones y dependencias encargadas de la conservación de estos patrimonios integren su trabajo: los institutos nacionales de Antropología e Historia (INAH) y de Bellas Artes (INBA), la Dirección General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural, el Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Cultural Ferrocarrilero, la Dirección General de Culturas Populares, la Cineteca Nacional, la Fonoteca Nacional, Radio Educación y la Coordinación Nacional de Desarrollo Cultural Infantil Ya hace unos años, en enero de 2001, los arquitectos Fernando González Gortázar y Jaime Ortiz Lajous en entrevista con el semanario Proceso, señalaron la necesidad de articular las instituciones y los esfuerzos en la conservación del patrimonio González Gortázar explicó, por ejemplo, que la idea de patrimonio era mucho más amplia que un edificio o lo propiamente "arquitectónico", pues podría abarcar desde un conjunto urbanístico hasta las trazas y lo meramente simbólico Destacó que hay sitios que quizá estéticamente no sean relevantes y, sin embargo, al estar relacionados con hechos o personajes históricos o la cultura son significativos para una población, una tradición, el paisaje, la historia o la identidad cultural y, por ende, deben ser protegidos Para él deben ser preservados los bienes inmuebles y muebles, pero también la vegetación, los pavimentos y aceras, los nombres de sitios y los usos tradicionales Y tendría que ser sancionado todo lo que pervirtiera o deformara los conjuntos, por ejemplo, las construcciones no acordes y los anuncios comerciales excesivos, entre otros A su vez, Ortiz Lajous propuso en aquel momento eliminar la "absurda" división entre los patrimonios arqueológico e histórico (creados antes de 1900), y artístico que va de 1900 en adelante, y crear una sola estructura legal, técnica y administrativa, pues en su opinión no tiene sentido dividir la preservación en dos instancias Además, consideró que el INAH y el INBA son obsoletos, como la ley misma de Monumentos y Zonas, pues no prevén la arquitectura industrial, la minera, los tesoros marítimos, entre otros En concordancia con esta propuesta González Gortázar mencionó que dividir el patrimonio por épocas o siglos era arbitrario porque en realidad el patrimonio de un país es un continuo y las fronteras se vuelven "tierra de nadie" Y es verdad, para nadie es secreto que muchas casas de la época porfiriana se han perdido porque para el INAH son responsabilidad del INBA y para éste son patrimonio histórico del siglo XIX y por tanto responsabilidad de aquel El nuevo PNC no plantea la unificación de los organismos, pero sí ha planteado como una estrategia crear un registro único de bienes patrimoniales en ambos institutos "con categorías y criterios técnicos comunes", lo que implicará --si se hace-- una mayor coordinación y comunicación entre ambos Además, se plantea una coordinación interinstitucional y gubernamental para la preservación que involucre a otras instancias relacionadas con el patrimonio Se mencionan entre ellas las secretarías de Turismo, de Comunicaciones y Transportes y de Desarrollo Social, así como instituciones académicas de investigación y educación superior vinculadas al tema, y los gobiernos estatales y municipales No se habla de hacer modificaciones a la Ley de Monumentos y Zonas De hecho, Sergio Vela, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), ha aclarado que no tiene contemplado hacerle reformas o proponer una nueva ley Sólo se menciona en el documento que se fortalecerán los mecanismos de protección legal y regulación de intervenciones y manejo del patrimonio, con una vinculación más efectiva con otras leyes generales y federales que inciden en el patrimonio Sí se dice, en cambio, que se harán propuestas para modificar la Ley General de Bienes Nacionales "para replantear los alcances del uso del patrimonio inmobiliario (museos, recintos culturales, bibliotecas, sitios, etcétera), sin poner en riesgo su conservación ni el carácter público y federal del patrimonio arqueológico" En el informe del Conaculta relativo al primer año de actividades de la gestión de Vela, no hay, sin embargo, grandes cambios Se da cuenta --como siempre-- del número de obras restauradas, zonas abiertas al público, monumentos catalogados, y datos similares Tal vez se requiera tiempo para empezar a ver los efectos de la nueva gestión en materia de patrimonio

Comentarios