España: Las trampas en el juicio del M-11

lunes, 19 de febrero de 2007
Madrid (apro) - Con el interrogatorio a Abei Osman al Sabed, "El Egipcio", este 15 de febrero comenzó el mega-proceso contra 29 personas acusadas de participar en los atentados del 11 de marzo de 2004 en esta capital, en los que perdieron la vida 191 personas y más de mil 800 resultaron heridas Ante preguntas de su propio abogado, las únicas que admitió, "El Egipcio" se limitó a negar su participación en los atentados Y es previsible que el juicio termine en julio y que el tribunal dicte sentencias en septiembre No existe precedente en España de una actuación judicial de este calibre, tanto por el número tan elevado de víctimas, como por el de testigos ?618-- para la vista oral La sola instrucción tiene mil 460 páginas y el expediente del caso consta de cien mil páginas divididas en 238 tomos Además de cientos de documentos y evidencias que se manejarán por separado Las sesiones tendrán lugar los lunes, martes y miércoles en un pabellón habilitado ex profeso en la madrileña Casa de Campo La expectación es tal que, hasta el momento, se han acreditado más de 250 periodistas españoles y un centenar de extranjeros De un total de 120 imputados inicialmente en la instrucción del sumario, finalmente han sido 20 los que se han sentado en el banquillo Las peticiones de la Fiscalía y de las acusaciones particulares suman condenas para todos ellos por encima de los 270 mil 600 años de cárcel Para los siete principales encausados las peticiones de condena rebasan los 40 mil años para cada uno La trama asturiana En el sumario, instruido a lo largo de 25 meses, se deduce que los autores materiales son Jamal Zougam y Abdelmajid Bouchar, a quienes, además, se les imputan otros mil 755 asesinatos en grado de tentativa Se considera que los ideólogos son Rabei Osman El Sabed, "El Egipcio", Hassan El Haski y Yousseff Belhadj De los 29 acusados, nueve son de nacionalidad española, todos ellos implicados en lo que se conoce como la "trama asturiana ?porque todos viven en Asturias-- de los explosivos" Cada uno, en diferente grado, habría participado en el robo y suministro de dinamita al grupo islamista radical, pero sobre todos ellos destaca el papel de José Emilio Suárez Trashorras, exconfidente de la policía Ante la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que es a la que le ha correspondido juzgar el caso, no van a comparecer cuatro encausados que consiguieron escapar de la justicia española y se encuentran prófugos Tres son ciudadanos marroquíes y uno argelino Mohamed Belhadj alquiló a su nombre el piso de Leganés (ciudad cercana a Madrid) en el que siete terroristas se suicidaron cuando estaban cercados por la policía en abril de 2004 Tras detectarse su paso por Barcelona, fuentes policiales creen que se encuentra escondido en algún lugar de Holanda Said Berraj aparece vinculado a Al Qaeda, luego de la constancia de que acudió a una reunión en Estambul en el 2000 El 12 de marzo de 2004, sólo un día después de la matanza, abandonó España con destino a Marruecos Mohamed Alfalah logró escapar con vida del cerco policial de Leganés, pero actualmente se le da por fallecido en un atentado suicida en Irak en 2005 Al argelino Daoud Ouhnane se le considera autor material de la colocación de los explosivos en los trenes de cercanías madrileños Sus huellas aparecieron en una bolsa en la que se encontraron siete detonadores, en el interior de una furgoneta en Alcalá de Henares, población al este de Madrid Obviamente, tampoco estarán en el banquillo de los acusados los siete terroristas que se suicidaron el 3 de abril de 2004 Cuando hicieron detonar los explosivos para quitarse la vida, también resultó muerto el policía Francisco Javier Torrontera, al que en España se le conoce como "la víctima 192 del 11-M" Aunque 29 son los imputados, sólo 18 se encuentran en prisión en estos momentos, mientras el resto se halla en situación de libertad provisional "Teoría de la conspiración" La terna de jueces que va a dirigir el proceso está encabezada por Javier Gómez Bermúdez, presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional aunque, en la actualidad, su nombramiento ha sido recusado ?por tercera vez--, admitiendo a trámite este recurso el Tribunal Supremo (máximo órgano judicial español), que ya había revocado en dos ocasiones anteriores su nombramiento, aceptando los argumentos de la recusación, todos referidos a los múltiples defectos de forma ?muy especialmente el de la falta de méritos, en comparación con otros aspirantes (entre otros, Baltasar Garzón)--, que tuvo su designación, sostenido por la actual mayoría conservadora del Consejo General del Poder Judicial Junto a Gómez Bermúdez estará el presidente de la Sala Segunda de lo Penal, Fernando García Nicolás, y el presidente de la Sala Tercera, Alfonso Guevara, que recientemente ha obtenido una cierta notoriedad por impulsar la recolección de firmas entre sus compañeros para obligar a deliberar en plenario la concesión de libertad provisional al preso de ETA Iñaki de Juana Chaos ?quien lleva más de cien días en huelga de hambre--; libertad provisional que, finalmente, no se concedió Representando a la Fiscalía está Olga Sánchez, aunque también participan en las sesiones el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, y el teniente fiscal Jesús Santos Así mismo asisten al proceso, el abogado del Estado y el jefe de los Servicios Jurídicos del Estado También se han dado cita otros 50 abogados en nombre de las defensas y de las acusaciones particulares Pero las maniobras para colocar a Gómez Bermúdez al frente de este juicio por parte de la mayoría conservadora del Poder Judicial, incluso en contra de dos decisiones previas del Tribunal Supremo, arrojan una cierta sospecha sobre la posible "instrumentalización" política del juicio por parte de la oposición de derecha del Partido Popular Antes de iniciarse la vista oral, el tribunal ha hecho públicas una serie de polémicas decisiones Una de ellas, la del juez Javier Gómez Bermúdez, que aceptó la solicitud de la defensa de Jamal Zougam, uno de los presuntos autores materiales de los bombazos, para que comparezcan a testificar tres miembros de ETA: Henri Parot y los jóvenes Gorka Vidal e Izkur Badillo, detenidos cuando se dirigían a Madrid, en la provincia de Cuenca, en una furgoneta en la que transportaban 500 kilos de explosivos, el 29 de febrero de 2004 Se da la circunstancia de que los tres se encontraban en prisión en el momento de producirse los atentados De hecho, Parot lo estaba desde hace 20 años El juez Gómez Bermúdez argumentó que asumió esa decisión para evitar que la defensa de Zougam pudiera alegar indefensión y, tras la conclusión de la vista, plantear un probable recurso de casación Pero esta decisión no ha sido interpretada así por los medios de prensa afines a la derecha, que llevan años sosteniendo la "teoría de la conspiración", según la cual miembros de ETA son los autores del atentado del 11-M, y el PSOE habría realizado un montaje para ?en vísperas de las elecciones? aducir que el entonces gobierno de José María Aznar intentó mentir a los españoles, con el fin de refrendar el poder en dicha elección Ahora, estos sectores han utilizado esa controvertida teoría para volver a la carga y sembrar dudas de nuevo sobre la autoría Lo cierto es que el propio juez, en el transcurso de una entrevista concedida al diario El Mundo afirmó de un modo un tanto ambiguo que "lo que se va a juzgar es a 29 personas, y se va a decidir si han intervenido o no en estos hechos, sin ir más allá" Y en seguida aseguró que "se descubrirá la verdad, se tarden más o menos años" No ha sido esta petición de la defensa de Zougam ?que probablemente trate de utilizar como táctica esa "teoría de la conspiración"? la única que ha aceptado Gómez Bermúdez También ha tomado la polémica decisión de dar vía libre a la solicitud de este abogado para que se repitan pruebas periciales para determinar la composición de los explosivos En este caso, el defensor de Zougam no estaba solo, también respaldaban esa solicitud los abogados de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y la Asociación de Ayuda al 11-M Para ello, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional entregó a la Policía Científica las cuatro bolsas con restos de explosivos utilizados en los atentados, con el objetivo de realizar un nuevo informe pericial Además, otorgó un plazo de 24 horas a la Guardia Civil para que entregue inmediatamente todos los restos de explosivos que aún pudiese tener en su poder El tribunal ordenó que las nuevas pruebas sean realizadas en los laboratorios del Cuerpo Nacional de Policía Esta investigación pericial debía ser realizada por dos agentes de policía, dos guardias civiles y un perito por cada una de las partes que hayan propuesto la realización de esta prueba A éstos hay que sumar otro perito por el resto de las acusaciones, más otro por parte del resto de las defensas Lo más llamativo es que el juez Gómez Bermúdez ordenó filmar en audio y video estas nuevas pruebas Finalmente, los resultados demuestran que en todas las detonaciones se empleó el explosivo goma-2, el que facilitó la trama asturiana Esta decisión ha sido criticada, entre otros, por la presidenta de la Asociación 11-M Afectados de Terrorismo, Pilar Manjón, quien consideró que una decisión así contribuye a dar pábulo a quienes están empeñados en la "teoría de la conspiración", que se alimentan de las dudas que vayan a encontrar a lo largo del proceso Sin embargo, el tribunal no ha aceptado la petición hecha por los abogados de la AVT para que los tres miembros de ETA señalados sean admitidos como testigos de esa acusación particular (19 de febrero de 2007)

Comentarios