ONG femeninas apoyan la despenalización del aborto

miércoles, 18 de abril de 2007
Oaxaca, Oax , 17 de abril (apro-cimac)- La despenalización del aborto en el Distrito Federal, un derecho de las mujeres a interrumpir voluntariamente un embarazo no deseado, sentará precedente en el país y contribuirá a evitar las innecesarias muertes maternas que flagelan a las más pobres, coincidieron aquí representantes de organizaciones no gubernamentales Zoila Ríos Coca, colaboradora del Centro de Atención Integral de Valle, recalcó el hecho de que la legalización del aborto disminuye la mortalidad materna, resultante ahora de los abortos clandestinos o mal practicados, que también derivan en una alta morbilidad que afecta a las mujeres En ese sentido, sostuvo que ante la gran cantidad de abortos que causan la muerte de miles de mujeres en el mundo, es necesario despenalizar el aborto como una acción de justicia social, en especial para las jóvenes y las que menos recursos poseen, lo que las lleva a someterse a abortos clandestinos en condiciones que afectan su salud "Sabemos que muchas mujeres pueden realizarse abortos en condiciones idóneas desde el punto de vista médico, pero la gran mayoría de quienes deciden interrumpir un embarazo no deseado, no cuentan con 10 o 20 mil pesos, el costo de un aborto en la entidad", señaló La médica explicó que es la penalización social y jurídica la que lleva a las mujeres a practicarse abortos clandestinos en condiciones no adecuadas; y es lo que incrementa la muerte materna, "lo que ya no sucede cuando el aborto se ha legalizado" Costos y complicaciones La legalización del aborto disminuye complicaciones hospitalarias por abortos mal hechos, dijo la especialista, quien apuntó que éstas ocupan aproximadamente la mitad de las camas de ginecoobstetricia, consumen la mitad de los recursos de los bancos de sangre y, por lo tanto, usan la mitad de tiempo de las salas de quirófano Las conferenciantes también coincidieron en que quienes se oponen a legalizar el aborto argumentan que las mujeres se practicarían abortos con frecuencia; sin embargo, Ríos Coca sostuvo que la realidad es diferente, pues esta práctica tiene secuelas psicológicas y físicas para las mujeres "La despenalización de un embarazo no deseado reduciría las culpas y mejoraría las posibilidades de pedir ayuda en una situación a menudo traumática y difícil para las mujeres, puesto que ninguna mujer quiere tener un aborto, no se trata de nada divertido", explicó La médica cuestionó la responsabilidad de los hombres frente a un embarazo no deseado: "¿Pensarán acaso que las mujeres no tenemos derecho a abortar porque los hombres no pueden abortar? ¿Por qué no responsabilizar a los hombres, quienes en su comportamiento y su educación sexista y machista siguen sin participar en la relación sexual con responsabilidad?" Luego explicó que, de acuerdo con estudios realizados por la organización Católicas por el Derecho a Decidir, en la mayoría de los casos se encontró que los hombres son incapaces de usar el condón, "pues nada debe interferir con su placer sexual" Aunado a ello, cuando se enteran de un embarazo no deseado abandonan la su pareja, quien tiene que tomar sola una difícil decisión La realidad de las jóvenes Sofía Robles Hernández, de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddesser), coincidió también en que la despenalización del aborto que se discute en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal sentará precedente importante en México, pero sobre todo favorecerá que las mujeres tengan acceso a ser atendidas con calidad, sin poner en riesgo su vida En las instalaciones del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, la también integrante de Servicios del Pueblo Mixe, destacó que las estadísticas muestran con claridad que el aborto es un problema de justicia social, "porque quienes resultan más perjudicadas por la falta de acceso a abortos seguros son las mujeres pobres, quienes debido a la falta de información y de atención médica llegan a perder la vida" La feminista con trabajo en comunidades indígenas oaxaqueñas expuso dos casos que la organización ha acompañado de jóvenes de 15 años que se enfrentaron a embarazos no deseados, uno de ellos por violación; el otro concluyó en muerte materna La falta de información y atención adecuada obligó a una de estas niñas a tener un niño producto de una violación y por cuya razón se presentó una denuncia un año después del nacimiento del niño, "pues seguía teniendo el acoso del violador" "Entonces a pesar de que el aborto por violación es legal, el acceso no es real por muchos factores, como la falta de información, la falta de los mecanismos claros que se deban de seguir y la responsabilidad de cada instancia" Sofía Robles narró un segundo caso más reciente en el que, por falta de información, una joven estudiante de secundaria se embarazó y, por temor a su padre y madre, enfrentó sola el embarazo y el parto, el resultado fue el fallecimiento de la niña durante el alumbramiento De acuerdo con Robles Hernández estos dos casos ilustran la situación que viven muchas jóvenes que se embarazan sin planearlo por falta de información preventiva, pero, además, no cuentan con recursos necesarios para acceder a un aborto La representante de Ddesser destacó que la mayor tendencia a solicitar más tempranamente una interrupción legal del embarazo son aquellas que tienen una mejor posición socioeconómica y cuentan con la información necesaria En cambio, las mujeres pobres, las marginadas, menos educadas, más jóvenes y con menor acceso a servicio, retrasan su diagnóstico, su contacto con la atención a la salud y, por consecuencia, su interrupción al embarazo, principalmente por la falta de recursos En ese sentido, la activista por los derechos de las mujeres indígenas sostuvo que el aborto es un asunto de justicia social, que debe ser accesible a la población como un último recurso "Debemos de dejar claro que no estamos a favor del aborto, estamos a favor de que se eviten mas muertes maternas, a que se evite a que los hijos de las familias pobres no puedan tener una vida digna", aclaró Aborto sin alegría Raquel Chávez Solano, de la Red Nacional Católica de Jóvenes por el Derecho a Decidir, destacó la necesidad de que las opiniones que los jerarcas católicos viertan sobre el tema de aborto no deben influir en la elaboración de políticas públicas que garanticen la salud de las mujeres que deciden interrumpir un embarazo Recordó que el PAN se ha caracterizado por tener militantes que violan ese Estado laico, como sucedió con Paulina, una niña de 13 años violada y obligada a tener un embarazo no deseado en Tijuana, Baja California En ese sentido, la representante del organismo católico apuntó que la decisión de interrumpir un embarazo para las mujeres católicas y no católicas es un asunto serio y difícil: "ninguna aborta con alegría en su corazón, se enfrentan a serios dilemas, pero también apelan a su libertad de conciencia" Por ello, se pronunció por el respeto al derecho a decidir de las mujeres sobre su cuerpo, por el reconocimiento de la vida en libertad de conciencia y exigió a la jerarquía católica no promover discursos de odio y que no mal informen a la comunidad católica respecto a la excomunión

Comentarios