Temor de miles de indocumentados por el fracaso de la reforma migratoria: The New York Times

sábado, 9 de junio de 2007
Nueva York, 8 de junio (apro-cimac) - Luego de que la propuesta de reforma migratoria no pasó en el Senado, con lo que queda en la incertidumbre el futuro de 12 millones de indocumentados, inmigrantes en New Haven, Connecticut, continúan temerosos tras la redada realizada ayer por la Immigration and Customs Enforcement, en la que fueron detenidos 29 hombres y dos mujeres de origen mexicano, guatemalteco, nicaragüense, ecuatoriano y guineo, a pesar de ser considerado el lugar "como santuario", informa The New York Times Aun y cuando la reforma migratoria se colapsó, el diario señala que Harry Reid, líder demócrata de Senado, dijo que el proyecto no está muerto: "Se deja la puerta abierta para tocar el tema migratorio más tarde este año" y se exploran otros caminos para avanzar Añadió: "Todos tenemos que trabajar, incluido el presidente, para alcanzar el camino para pasar este proyecto" La segunda votación, ayer, dio como resultado 45 a favor, faltando 15 para llegar a los 60 requeridos para terminar el debate y así poder pasarlo a votación al pleno Los críticos del proyecto, informa ese diario, nunca estuvieron satisfechos El Senado consideró 40 enmiendas y sostuvo 28 votaciones "El fracaso" del proyecto, agrega, fue atribuido por Reid a los "republicanos recalcitrantes" Al respecto, Cecilia Muñoz, vicepresidenta de National Council of la Raza, grupo de derechos hispano, expresó que en el Senado el proyecto se convirtió en "más punitivo y también con menos posibilidades de trabajarlo" Mientras, en New Haven, volvió el temor entre los cerca de diez mil indocumentados, pues las autoridades del Immigration and Customs Enforcemente realizaron una redada, en la que arrestaron a 31 personas, incluidas dos mujeres La policía adoptó aquí el "don't ask, don't tell" ("no preguntes, no hables") También, en este lugar, se aprobó un plan de identificación municipal para que las y los inmigrantes tengan acceso a servicio bancario y servicios públicos Organizaciones pro inmigrantes manifiestaron su preocupación, al igual que la comunidad, pues la ciudad había sido declarada santuario Las autoridades, por su parte, argumentaron que estaban en busca de fugitivos de la ley y la acción fue planeada desde abril pasado Un vocero de la Immigration and Customs Enforcement dijo a The New York Times que el año pasado deportaron a 221 mil indocumentadas e indocumentados

Comentarios