Denuncia ONG hostigamiento contra familiares de eperristas

jueves, 12 de julio de 2007
Oaxaca, Oax , 11 de julio (apro)- La presidenta de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (Limeddh), Yésica Sánchez Maya, pidió al gobierno de Felipe Calderón garantizar la integridad física y psicológica de los eperristas Edmundo Reyes Amaya y Raymundo Rivera Bravo o Gabriel Alberto Cruz Sánchez, detenidos-desaparecidos el 25 de mayo en la entidad Así mismo, denunció que los familiares de Edmundo Reyes, principalmente su hija Nadín Reyes, desde el 24 de junio han comenzado a sufrir actos de hostigamiento, entre ellos la intervención de su teléfono, patrullajes y la sospechosa presencia de sujetos que realizan vigilancia a las afueras de su domicilio en la Ciudad de México Es por ello que le recordó al Estado que tiene la obligación de garantizar la seguridad e integridad de la familia que ha comenzado a sufrir la presión social, al enterarse que su pariente militaba en una organización armada, entonces, existe el temor que se pueda desatar una "cacería de brujas" Sánchez Maya manifestó que el presidente "Felipe Calderón tiene que dar cuenta al pueblo si tiene desaparecidas a estas personas, o si no, que presione a las instancias estatales para que los presenten", pues en Oaxaca las desapariciones forzadas son una práctica cotidiana Ejemplificó con el caso de Juan Sosa Maldonado, quien estuvo tres meses desaparecido y después se le presenta como detenido; además, en el movimiento social del año pasado el gobierno de Ulises Ruiz negó haber solapado detenciones arbitrarias, torturas y desapariciones, lo que después sería desmentido Por su lado, el vocero de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, Cástulo López Pacheco, consideró que los hechos en Guanajuato y Querétaro "pueden traer implicaciones directas hacia la APPO, ya que el gobierno no va a desperdiciar esta oportunidad para pretender vincularnos (con grupos armados), y que la represión se profundice en contra de los sectores de este movimiento" De hecho, dijo, "hay un ambiente de enrarecimiento político que hay que revisar con sumo cuidado en su asamblea estatal, donde vamos a tener un análisis profundo de lo que está pasando en el país y en Oaxaca, sí como las repercusiones que estos hechos acarrearán" Y horas después de los atentados a instalaciones de Pemex, se incrementó la presencia del Ejército Mexicano en la entidad, además de que se instalaron retenes en las principales entradas a la capital En estos últimos dos días se comenzó a observar el patrullaje de convoyes de militares con chalecos antibalas y armas de alto poder, quienes fueron escoltados por una ambulancia de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) Mientras que en las inmediaciones de San Francisco Lachigoló, a la altura donde se encuentra un depósito de Pemex, se instaló otro retén con militares y elementos de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), así como policías estatales Así mismo se colocó un retén en la carretera Oaxaca-Puerto Ángel, a la altura de San Bartolo Coyotepec y en la vía Oaxaca-México, precisamente en San Pablo Etla También se reforzó la seguridad en la refinería "Antonio Dovalí Jaime" de Salina Cruz, en que se ubica un tanque de amoniaco y otros de almacenamiento; en los depósitos de Pemex en San Francisco Lachigoló, así como en las presas Benito Juárez y Miguel Alemán

Comentarios