Admite Calderón: La reforma hacendaria puede ser bloqueada en el Congreso

jueves, 19 de julio de 2007
* Presenta el Plan Nacional de Infraestructura México, D F, 18 de julio (apro)- Por vez primera desde que asumió el personalmente el cabildeo de su reforma hacendaria, el presidente Felipe Calderón dijo estar conciente de que la propuesta oficial puede finalmente no ser aprobada por el Congreso de la Unión, aun cuando esté de por medio el futuro del país Al presentar el Plan Nacional de Infraestructura dentro de Palacio Nacional, el mandatario advirtió que, de prevalecer este "escenario inercial" ?es decir que la iniciativa sea rechazada por los legisladores--, las finanzas públicas quedarían como están ahora, sin alternativas reales de crecimiento económico "De hecho, en este escenario hipotético sin reforma hacendaria, la inversión en infraestructura registraría una tendencia decreciente, ya que el gobierno tendría que destinar año con año cada vez mayores recursos a las crecientes pensiones", explicó Además de esto, también habría que cubrir las inversiones hechas en el pasado mediante los Proyectos de Impacto Diferido en el Registro del Gasto, los llamados Pidriegas Los recursos para infraestructura serían entonces del orden de 1 billón 600 mil millones de pesos para el resto de la administración No obstante este "escenario inercial", Calderón también dijo que contempla un "escenario sobresaliente", en donde una vez aprobada la nueva hacienda pública, vendría detrás el resto de una agenda de cambios estructurales, "Este escenario prevé una secuencia de reformas estructurales exitosas en los planos laboral, energético o de telecomunicaciones, entre otros", expuso Calderón sin mencionar directamente a Pemex o la Comisión Federal de Electricidad, sectores en los cuales, hasta el momento, la Constitución impide la inyección de inversiones privadas De aprobarse la iniciativa hacendaria en los términos que fue enviada al Congreso de la Unión, explicó, habría recursos para infraestructura estimados en casi 300 millones de dólares para los próximos seis años, lo que representaría una inversión de 55 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), similar a lo que destinan a este renglón en países competidores de México "Sé que lograr este escenario es difícil, pero no imposible Estoy convencido de que en políticas públicas cuando hay voluntad, no hay imposibles", enfatizó durante la ceremonia, a la cual asistieron la mayoría de los gobernadores, incluidos los perredistas Lázaro Cárdenas, de Michoacán, y Zeferino Torre Blanca, de Guerrero, así como el poblano Mario Marín, conocido como el "gober precioso" "De lo que estamos convencidos es que llegó la hora de actuar y de recuperar el tiempo perdido en materia de infraestructura", añadió Hay otra alternativa contemplada por el presidente Calderón: el "escenario base", el cual contemplaría sólo la aprobación de la reforma hacendaria, en los términos propuestos, sin que ello implique el resto de la agenda sobre las reformas estructurales De acuerdo con Calderón, esto significaría un crecimiento en los niveles de inversión en infraestructura estimados en 03% de la economía

Comentarios