La Gloria o el Infierno

domingo, 3 de febrero de 2008
Con la muerte del líder de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel Degollado, ocurrida el miércoles 30 de enero, no cesarán las demandas por abuso sexual de parte de quienes se consideran sus víctimas? Ahora centrarán sus acusaciones contra la propia Legión, principalmente por incurrir en los delitos de "encubrimiento" y "asociación delictuosa", pues, sostienen, la institución solapó los actos de pederastia de su fundador, publica Proceso en su número 1631 Así, a raíz del deceso, el grupo ?encabezado por ocho exlegionarios? prepara nuevas estrategias legales para llevar su caso no sólo a los tribunales civiles, sino también a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y, en última instancia, a los tribunales de la Santa Sede, que hasta el momento han sido renuentes a dar cabida a sus quejas En contrapartida, es muy probable que los Legionarios de Cristo abran el proceso de canonización de Marcial Maciel, con el fin de lavar su imagen y ponerlo a la altura de otros fundadores de importantes congregaciones religiosas, como Josemaría Escrivá de Balaguer, el fundador del Opus Dei que acaba de ser llevado a los altares, señala en reportaje que aparece en la edición 1631 de Proceso

Comentarios