Carlsen y Aronian ganan en Corus 2008

lunes, 4 de febrero de 2008
México, D F, 4 de febrero (apro)- Después de dos intensas semanas de ajedrez del más alto nivel, terminó el torneo de Wijk aan Zee, Corus 2008, en donde se impusieron el armenio Levon Aronian y el noruego Magnus Carlsen, de 25 y 17 años, respectivamente Cabe señalar que este gran torneo de elite (el primero del año), jugaron prácticamente los mejores del mundo Kramnik, Anand y Topalov, tres excampeones del mundo, entre otros Así, la prueba fue realmente difícil para todos y el éxito de estos jóvenes prevé, quizás, que, en poco tiempo, los nuevos y jovencísimos grandes maestros de ahora empezarán a disputar los primeros sitios en prácticamente todos los torneos El caso de Carlsen es algo por demás fantástico Cuando empezó a jugar tenía unos 11 años En doce meses, alcanzó la fuerza de 2000 puntos de rating (primera categoría), y en un par de años más ya tenía el nivel de maestro internacional Carlsen ganó el torneo de Wijk aan Zee en el grupo C, el cual le dio la oportunidad de clasificarse el año siguiente al grupo B Ahí volvió a ganarlo, empatado con otro juvenil extraordinario, Karjakin; ambos jugaron el siguiente año en el grupo más fuerte, el A En esa ocasión, (el año pasado) Carlsen quedó con menos dos, es decir dos derrotas más que victorias y ocupó la última plaza Este año, sin embargo, su ajedrez ha madurado y logró un más tres (tres victorias más que derrotas), lo cual lo puso en los cuernos de la luna, logrando así ganar los tres grupos de este torneo Las partidas de Carlsen merecen ser analizadas con mucho cuidado Ha encontrado interesantes ideas y de pronto tiene una concepción muy original de cómo debe jugarse alguna posición en particular En principio, la partida contra Mamedyarov en las primeras rondas, hace un interesante rompimiento en el centro que a la postre le asegura la ventaja Ese tipo de jugadas no se ven continuamente y es claro que estamos ante uno de los jugadores más talentosos del planeta Agdestein, su primer entrenador y por muchos años el mejor jugador de Noruega, en la biografía que escribió de su pupilo ya indicaba que jamás había visto alguien con tanto talento natural para el juego ciencia Kasparov también ha mostrado sólo palabras de admiración para el joven noruego, al cual le ha dado incluso un par de clases, en donde el ogro de Bakú ha notado la enorme capacidad que tiene este muchacho para jugar al ajedrez Por otra parte, el padre de Carlsen ha sabido llevar a su hijo y lo ha educado adecuadamente No le hemos visto a Magnus hacer algún desfiguro, como, por ejemplo, el de Cheparinov cuando no quiso darle la mano al inicio de la partida a Nigel Short Magnus se comporta como un perfecto deportista en el tablero y es claro que la influencia paterna está ahí presente, que no le permite ni sentirse la estrellita necesaria o irrepetible Es difícil mantener la justa proporción en estos asuntos cuando se tiene un hijo genio, supongo, pero a mí me queda claro que los padres de Carlsen han hecho las cosas muy bien Aronian, por su parte, es otra de las nuevas estrellas del ajedrez mundial Siendo un poco más grande (tan sólo 25 años), los reflectores ya no están tan de su lado, como en el caso de Carlsen, pero sin duda su nivel de ajedrez es extraordinario Su preparación es fuera de serie y aún así sufrió un feo descalabro en un final teórico de torres contra el excampeón Kramnik, quien destronó a Kasparov por el título mundial hace unos siete años Sin embargo, su capacidad de levantarse de la derrota lo llevó a acumular puntos y de hecho, si se aplicaran los sistemas de desempate, Aronian habría ganado el torneo, pero los holandeses no aplican procedimiento alguno Los que empatan en primer lugar, todos ellos son el campeón del torneo Se acabó Corus 2008, pero a mediados de febrero se jugará el gran torneo de Morelia/Linares Vendrá Magnus, que quedó en segundo sitio el año pasado ¿Podrá repetir el desempeño que ha mostrado en este inicio de año? Es quizás una de las tantas preguntas que se responderán en muy poco tiempo

Comentarios