Pide ONU a Calderón que el uso del Ejército contra el narco sea de corto plazo

sábado, 9 de febrero de 2008
* Insiste en que las instituciones civiles deben vigilar la actuación de los militares México, D F, 8 de febrero (apro)- La alta comisionada de las Naciones Unidas para los derechos humanos, Louise Arbour, reiteró que la presencia del Ejército en las calles para combatir el narcotráfico debe ser una medida de corto plazo e ir acompañada del fortalecimiento y la vigilancia de las instituciones civiles En conferencia de prensa con la que concluyó su visita de cuatro días al país, la alta comisionada de la ONU insistió que el uso del Ejército para combatir el narcotráfico y el crimen organizado es "inapropiado" Arbour dio a conocer que recomendó al presidente Felipe Calderón y a su gabinete crear un mecanismo de vigilancia ciudadana a la actuación del Ejército y mejorar la operación de las corporaciones policíacas "Yo no pedí que el Ejército se debe retirar de la calle", precisó la funcionaria Consideró que la presencia del Ejército es entendible, pero se enfrenta a un dilema, ya que por una parte el principal deber de un Estado es proteger la integridad física y la vida de la población; y por la otra, con los militares en la lucha contra el crimen organizado existen riesgos precisamente contra la ciudadanía, pues están capacitados para el uso de la fuerza y no para detener o perseguir delincuentes Por eso insistió que se trata de una situación "fundamentalmente inapropiada" que debe ser de corto plazo e ir acompañada del fortalecimiento y la vigilancia de las instituciones civiles La funcionaria de las Naciones Unidas estuvo en México casi cuatro días para reunirse con el presidente Calderón, con organizaciones sociales, autoridades federales y legislativas; además, realizó una visita al estado de Guerrero Arbour firmó con el presidente de la República un acuerdo para mantener en nuestro país una oficina de derechos humanos de la ONU; y dio a conocer en abril el gobierno federal tendrá que presentar en Ginebra, Suiza, un informe sobre la situación de los derechos humanos en México Sobre la educación y los altos niveles de pobreza, la alta comisionada reconoció que por su estancia tan corta fue difícil hacer una evaluación al respecto, aunque aclaró que, de cualquier forma, es tarea de los mexicanos hacer dicha medición Sin embargo, recomendó al gobierno y a los legisladores cumplir con los compromisos adquiridos para abatir estos rezagos y garantizar que alcancen rango constitucional Entre los temas que tocó en la conferencia también estuvo su preocupación por la violencia contra periodistas, la concentración de los medios de comunicación en pocas manos y el fenómeno de la migración De los asesinatos y ataques a los periodistas mexicanos, advirtió que se trata de atentados a la libertad de expresión; y recomendó al gobierno mexicano "prontitud" para resolver los casos que ya existen porque se corre el riesgo de que se imponga la impunidad En cuanto a la concentración de los medios de comunicación en unas cuantas manos, Louise Arbour dijo que no es sano para un Estado democrático que debe impulsar la pluralidad y diversidad de opiniones y puntos de vista También habló del tema migratorio Dijo que México tiene mucho qué decir a nivel internacional porque es un país de paso y, al mismo tiempo, expulsor de inmigrantes En este sentido recomendó al gobierno dar las mismas garantías a los inmigrantes de Centro América que las que exige para los mexicanos en Estados Unidos Criticó a Estados Unidos por su política de negarles a los indocumentados los derechos a educación, vivienda, seguridad social y al trabajo

Comentarios