Together (La comuna)

lunes, 21 de abril de 2008
México, D F, 21 de abril (apro)- En el caótico mundo del espectáculo y sus estrategias mercadotécnicas, los personajes siguen siendo más importantes que la obra artística Tal es el caso de la reciente presentación en el Teatro de la Ciudad de la obra Together (La comuna), con la compañía Vesturport Theatre, de Islandia, como parte de las actividades del Festival de México en el Centro Histórico ¿Qué es Vestuport Theatre, de quién es la obra, de qué trata la película en la que se basó la adaptación, quién es su director y cuál es el tema? Nada de eso importa, lo que las niñas en minifalda, que mayoritariamente asistieron a presenciar esta obra, querían era ver en escena a su ídolo, Gael García, integrante del elenco internacional de esta compañía, reconocida con el premio a la Mejor Compañía Extranjera en el Internacional Golden Mask Theatre en el Festival de Moscú Tampoco importó pagar 600 pesos por un boleto de luneta (los siguientes niveles: 450, 350 y 150) o quizá mil en la reventa, porque ¡Gael está en escena! Afortunadamente para quienes hicieron el gasto, la obra, sin ser excepcional, ofrece cerca de dos horas de divertimento y humor al abordar los valores e ideologías de la época hippie: el amor libre, la homosexualidad, el lesbianismo, el comunismo, el consumo de mariguana y algunos otros que en su momento causaron revuelo y que ahora nos parecen cotidianos Se trata de una comedia basada en la película Together del director sueco Lukas Moodysson, en una adaptación de Gisli Örn Gardarsson, que a su manera se burla y hace una sátira de los estereotipos de la época, pero que por momentos no transmite su mensaje a plenitud, debido a que el supertitulaje no siempre dice con precisión lo que los actores expresan en escena en inglés o en sueco, con algunas pocas expresiones en español Las actuaciones son sólidas, la escenografía de Börkur Jónsson reproduce los diferentes espacios de la casa en que convive este singular grupo en el coexisten un español antifranquista adicto a la mariguana, su exesposa recién declarada lesbiana y el hijo pequeño de ambos, una singular pareja que profesa el "amor libre", un anarquista-comunista y un adulto gay, a los que posteriormente se une una mujer golpeada por su esposo alcohólico y su pequeña hija El resultado final es un tanto convencional, light --para utilizar el tan manido adjetivo--, consecuencia de un texto con poca progresión dramática y que se queda en el terreno de lo divertido Lo que resulta claro es que el teatro mexicano no tiene mucho que pedirle a algunas producciones extranjeras que se anuncian con bombo y platillo --y por supuesto a un costo mucho más accesible para el público en general--; quizá lo que les haga falta es incluir en el reparto a un Gael García o su equivalente para atraer al público o para poder aumentar un poco el costo del boleto La próxima semana hablaremos de otro de los montajes que se presentan dentro de la programación del Festival de México en el Centro Histórico, El sueño sin fin, del controvertido Alejandro Jodorowski, y que, esperamos, sean mucho más atractivos y redondos que Together

Comentarios