Raúl Vera y Samuel Ruiz presentan proyecto energético alternativo

miércoles, 9 de abril de 2008
Monterrey, N L 8 de abril (apro)- Los obispos Raúl Vera, de Saltillo, y Samuel Ruiz, emérito de San Cristóbal de Las Casas, junto con más de 30 organizaciones dieron a conocer un proyecto energético alternativo, en el que critican las intenciones "privatizadoras" del gobierno federal y proponen alternativas para fortalecer la industria petrolera del país En el documento, titulado "Grito de los pobres, grito de la tierra", Vera López, Samuel Ruiz y las agrupaciones firmantes descalifican el diagnóstico elaborado por la Secretaría de Energía sobre la situación de Petróleos Mexicanos, y critican la "criminal" y aberrante" carga fiscal a la que ha estado sometida la paraestatal Y reprueban que el gobierno de Felipe Calderón promueva la exploración y producción de las "reservas" en aguas profundas, cuando todavía no han sido siquiera descubiertas y cuando falta por explorar 76% del territorio nacional Además, proponen que el gobierno federal invierta excedentes petroleros en construcción de refinerías, para que éstas sean operadas por el Estado; detener la quema del gas asociado, específicamente en el complejo Cantarell, para "amortiguar" la inversión en refinación Plantean, así mismo, dar vigencia efectiva a la reserva para Exploración y Declinación de Campos, así como a la reserva por depreciación, y reducir la nómina de altos ejecutivos y disminuir 25% los salarios de éstos Esta propuesta, señalan, permitirá al gobierno ahorrar 130 millones de dólares anuales Tres puntos del documento proponen aligerar las cargas fiscales de Pemex Plantean la creación de un plan estratégico de inversiones, la "ciudadanización" de los órganos de control, establecer un nuevo pacto entre Pemex y el Instituto Mexicano del Petróleo (INP) y aniquilar las "prácticas clientelares" que obligan a la docilidad sindical En el paquete de propuestas, que se contrapone con la posición asumida el pasado fin de semana por la Conferencia del Episcopado Mexicano, los obispos Vera y Ruiz proponen también: fomentar la protección y cuidado ambiental; un marco de operación transparente y libre de corrupción; respeto a los derechos humanos laborales, y recursos petroleros para el desarrollo de los pueblos La mayoría de los organismos que suscriben el documento "Grito de los pobres, grito de la tierra", participaron en la campaña "Por un Pemex bajo administración pública, transparente, seguro, productivo, sustentable, eficiente, y respetuoso del ambiente, las comunidades y los derechos humanos laborales" Dichos grupos son los mismos que participaron en la elaboración de un Proyecto Alternativo Integral, con base en las opiniones recabadas de comunidades campesinas, técnicos y profesionistas de la empresa, ambientalistas, organismos de derechos humanos y de la sociedad civil organizada, exfuncionarios e ingenieros de la empresa, sindicatos, organizaciones dedicadas a la transparencia en el manejo de los recursos públicos, economistas, trabajadores sindicalizados, entre otros La propuesta de los obispos Raúl Vera y Samuel Ruiz, identificados con la teología de la liberación, o la opción por los pobres, contrasta con la postura de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), que el pasado fin de semana urgió al Congreso a concretar la reforma energética "Espero que el Congreso ponga el interés del país y no sus intereses político-partidistas para encontrar la fórmula en que esas reservas patrimoniales que tenemos efectivamente sean un detonante del desarrollo económico", expresó el obispo Carlos Aguiar Retes, presidente de la CEM Los grupos que elaboraron el documento argumentan que éste es una "declaración cristiana a propósito del debate público sobre una posible reforma del sector energético del país" Llaman a discutir con "rigor" y "seriedad" el tema energético, "más allá de la repetición incesante de un spot", porque "la discusión no puede ser sobre la existencia o no de un tesoro en las aguas profundas del Golfo de México" El manifiesto fue elaborado por el Centro de Reflexión y Acción Laboral (Cereal), el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh), el Centro de Reflexión Teológica (CRT), el Centro de Derechos Humanos Indígenas (Cedhiac), el Centro de Derechos Humanos de Tabasco (Codehutab), así como el Centro Laboral Mexicano (Celamex) y el Equipo Nacional de Pastoral Laboral (ENPL) En cuatro capítulos, se esgrimen fundamentos teológicos, basados en citas bíblicas, encíclicas papales y cartas pastorales, para incorporarse al debate En la introducción, señalan que el debate surge "justo en un momento en que se comienza a reconocer en instancias que fueron renuentes hace tiempo, que las recetas extranjeras de organismos financieros internacionales han traído más pobreza y desigualdad que progreso y una vida mejor para las mayorías" Argumentan que el documento tiene como finalidad "mostrar una óptica de los empobrecidos", y afirman que en la visión preferencial por los que nada tienen, las perspectivas se alimentan de principios que anteponen el valor superior de la persona humana y la opción preferencial por los pobres, "que son la mayoría de los mexicanos", cuya pauperización se ha convertido en exclusión Reservas inexistentes Desde la perspectiva de los organismos que elaboraron el documento, existe una mayor oportunidad de aprovechamiento del petróleo ya descubierto y comercializable existente, por lo que consideran que es "insensato, peligroso e inexacto", que las mejores reservas estén en aguas profundas, como ha dicho el gobierno federal: "A esa profundidad México no cuenta con ?reservas?, pues para que una acumulación de hidrocarburos pueda ser considerada ?reserva? debe haber sido descubierta, y su explotación comercial, evaluada positivamente Así, las afirmaciones de la televisión son de petróleo no descubierto, cuya existencia es indemostrable" Afirman que, por intangible, la exploración en aguas profundas no debe ser tema de referéndum nacional, pues no tiene interés público, salvo para empresas como Shell, Exxon-Mobil, Chevron, Petrobrás, Statoil, Repsol, YPF, que pueden quedarse con la mitad del petróleo que extraigan, pero que en el marco jurídico actual, están prohibidas Así, debido a las reservas conocidas, la experiencia en su aprovechamiento, las ganancias que Pemex genera, el tema que tiene que discutirse no es sobre producción, finanzas o aspectos técnicos, sino la estrategia de desarrollo de la paraestatal que beneficie a la mayoría de la población Tras hacer un balance de los estados financieros de la petrolera y las cargas fiscales que se le imponen, califican el manejo del sector como criminal: "La carga fiscal de 93% aplicada a Pemex en el período 1989-1997 constituye una aberración, la carga fiscal del 111% que se le impone en el periodo 1998-2005, constituye un crimen contra la economía nacional, puesto que se trata de una empresa estatal, responsable de la explotación de los recursos petroleros del país" Además, sostienen que contratar deuda por 28 mil millones de dólares de 1998 a 2005, para entregarlos a la SHCP, bajo el disfraz de "impuestos", infla en forma descomunal los pasivos de Pemex El nivel de su endeudamiento para 2005 fue de 100,352 millones de dólares, lo cual supera el valor de sus activos, que ascienden a 97,830 millones de dólares, además de las pérdidas contables Por eso juzgan que la situación tiene culpables, pues han sido los gobiernos de uno y otro color los que han inducido la percepción de bancarrota en la petrolera: "Así, la imagen que se proyecta de Pemex es que año con año registra pérdidas, en vez de utilidades; que sus pasivos ya superan el valor de sus activos; que su patrimonio se pulveriza y prácticamente ha desaparecido Obviamente, eso impacta en la opinión pública y crea la falsa percepción de que Pemex es una empresa quebrada "Con todo eso, intentan hacer creer a la opinión pública, que la única alternativa es convertir a Pemex en administrador de contratos sin privatizarla, pero que es operada por particulares "Son los mismos gobiernes los responsables de convertir a México en un país importador de gas natural, petroquímicos y combustibles; han privilegiado la extracción para cumplirle a Estados Unidos, descuidando la exploración y acelerando el agotamiento de reservas", dicen Como resultado, se ha creado un "Pemex paralelo" que otorga operaciones a particulares y propicia el deterioro de la infraestructura propia de la empresa Pemex, condenado El documento, establece una serie de consideraciones sobre la naturaleza del pensamiento de la liberación, para emitir una opinión respecto a la reforma energética Es así como, citando el libro bíblico del profeta Isaías, se hace la observación de que la tierra no es del hombre, sino que es su responsabilidad ante Dios: "Desde la visión cristiana de la Creación, no habrá salvación para Pemex, si el centro de la misma no es el ser humano, en este caso, los mexicanos y mexicanas realmente existentes, sino el dinero (y sus adoradores), el clásico ídolo que exige sacrificios humanos" Luego cuestionan: "¿Cómo es que el gobierno prefiere vaciar reservas que renovarlas; extraer petróleo que producir gas natural; importar que producir internamente; generar electricidad con gas natural, que utilizar fuentes menos contaminantes; buscarle resquicios al marco jurídico, que comprometerse con su mandato; reinterpretar leyes y reglamentos o querer transformarlos para beneficio de entes privados, que comulgar con la exclusividad del Estado plasmada en los artículos 27 y 28 de la Constitución para beneficio de un pueblo entero?"

Comentarios