"La toma del Congreso era necesaria", responde AMLO a Cárdenas

jueves, 1 de mayo de 2008
* Se corría el riesgo de que se aprobara, sin debate, la reforma energética, aclara México, D F, 30 de abril (apro)- El llamado "presidente legítimo", Andrés Manuel López Obrador, respondió hoy a las críticas del "líder moral" del perredismo, Cuauhtémoc Cárdenas, quien ayer, en un foro con especialistas, criticó la toma de las tribunas del Congreso de la Unión Sin embargo, el tabasqueño subrayó que si los legisladores del Frente Amplio Progresista (FAP) no hubieran copado las tribunas, entonces se habrían aprobado "al vapor" la reforma energética enviada por el presidente Felipe Calderón al Senado Insistió en que si los legisladores de PRD, PT y Convergencia no hubieran desplegado acciones de resistencia civil pacífica en el Congreso, las reformas habrían sido aprobadas en fast track por los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN), sin que la gente se diera cuenta del "agravio tan grande" que significaría la aceptación de la iniciativa Pero el fundador del Partido de la Revolución Democrática, Cuauhtémoc Cárdenas, tiene otra opinión: dijo que la toma de las tribunas fue "un error", y también cuestionó la división al interior del PRD Y ayer el tres veces candidato presidencial volvió a arreciar sus críticas al partido que ayudó a fundar hace 19 años, al sostener que el PRD se encuentra cada vez más cerca de su disolución, después de los conflictos internos derivados de las internas del 16 de marzo pasado para renovar la dirigencia nacional Sostuvo que el PRD "está viviendo una situación de desastre cada vez mayor, cada día que escucha uno una noticia, ve que algo no se ha cumplido, algo que tenía que cumplirse no se ha cumplido" Cárdenas consideró que el PRD va a la disolución o a que "deje de ser un instrumento útil en la vida política de país y pueda convertirse en un instrumento al servicio sólo de algunos grupos o personas que estén usufructuando lo que pudiéramos llamar el registro del partido" Este día López Obrador, en entrevista con una estación radiofónica de Los Ángeles, aclaró que él no está en contra del desarrollo de México, sino de que se quiera privatizar el petróleo" Agregó que desde hace 20 años la clase política mexicana ha apostado por arruinar a Pemex para privatizarlo, sin embargo, la paraestatal "tiene recursos suficientes para que el petróleo siga en manos de la nación" Recordó que el actual secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, firmó como funcionario contratos con Pemex para favorecer a su empresa familiar Y señaló que Calderón y Mouriño tienen a sus trasnacionales "favoritas", entre las que se encuentra la petrolera española Repsol Finalmente, denunció que políticos mexicanos "han sido sobornados" por petroleras extranjeras para tratar de apropiarse del crudo nacional

Comentarios