Cacho: En México la libertad de expresión está vetada

martes, 13 de mayo de 2008
* Recibe en Valencia, España, premio por su labor informativa México, D F, 12 de mayo (apro)- La libertad de expresión en México, no sólo está en riesgo, sino que, muchas veces, está vetada, afirmó la periodista Lydia Cacho Ribeiro en Valencia, España, donde fue galardonada por su labor periodística En una mesa redonda, antes de recibir uno de los premios Libertad de Expresión 2008, que otorga la Unión de Periodistas de Valencia, España, la autora del libro Los demonios del Edén, recordó las violaciones a sus derechos humanos que sufrió en diciembre de 2005, cuando fue detenida en Cancún, Quintana Roo, con la complicidad de policías poblanos Afirmó que los poderes políticos, en este caso el gobernador de Puebla, Mario Marín, se confabuló con el dinero del empresario textil Kamel Naciff para acallar la labor que Cacho realizaba desde Cancún, donde atiende un centro de apoyo a mujeres maltratadas La periodista mexicana se refirió como ejemplo a su secuestro y tortura en 2005 a manos de agentes de la policía "ordenados por el poder" para acallar sus investigaciones sobre una red de pornografía infantil en la que participó el gobernador de la ciudad de Puebla, Mario Marín "En México, los casos de ataque a la libertad de expresión se cuentan en grandes cantidades", insistió la periodista y escritora quien declaró que, "al contrario que en España, allí sí se sabe que las órdenes vienen del Palacio Presidencial" que, además, las ejecuta "con un descaro brutal" Sin embargo, su caso tuvo una gran repercusión y contó con la solidaridad de muchos compañeros, no sólo de México, sino de todo el mundo que se movilizaron y que, según admitió, consiguieron salvarle la vida porque la intención de sus secuestradores era matarla Por ello, Lydia Cacho apeló a una "globalización de la solidaridad periodística" para acabar con casos como el suyo, pues en México, "un país que parece más libre y democrático de lo que realmente es", alrededor de una treintena de periodistas desde el año 2000 han sido "asesinados, torturados o víctimas de desapariciones forzosas" Para la escritora, el premio que este lunes ha recogido, y que se suma a otros galardones como el Premio Mundial de Libertad de Expresión de la UNESCO que recibió en Mozambique hace unas semanas, supone el reconocimiento de que los periodistas "no van a callar", pese a los intentos de coartar su libertad

Comentarios