"Enfrentar la adversidad económica mundial no son cosas que nos arredren": Calderón

jueves, 26 de junio de 2008
México, D F, 25 de junio (apro)- Arropado por los altos ejecutivos de BBVA-Bancomer e instalado en uno de los salones del hotel Camino Real,el presidente Felipe Calderón se sintió tan confortable que, como pocas veces sucede, hizo a un lado el discurso preparado por sus colaboradores para confiar que, el enfrentar la adversidad económica internacional, la vida se hace un poco menos aburrida y la tarea de gobernar es mucho más fascinante "Así viene el toro: derrotado por un lado, desarrollando sentido, pero no son cosas que nos arredren", expresó Calderón haciendo gala de su gusto por la tauromaquia La pauta para recurrir a los ruedos en su discurso, la había dado previamente el español Francisco González Rodríguez, director general de BBV Bancomer, quien dijo que Calderón cortó dos orejas y rabo y salió en hombros al finalizar su reciente viaje a Madrid, Barcelona y Zaragoza Vestido con fino traje azul, Calderón sonrió ante los cumplidos de ejecutivo quien, además, destacó a Calderón como "un gran vendedor", el cual había logrado capturar la atención de los más importantes empresarios españoles Calderón se sentía como en casa No sólo porque el dueño del hotel Camino Real, Olegario Vázquez Raña, se la jugó con el panismo durante las elecciones presidenciales, sino también porque Bancomer fue la primera empresa que le ofreció trabajo al ahora presidente cuando cursaba la preparatoria en su natal Morelia, Michoacán "Tuve la oportunidad de trabajar, precisamente, en Bancomer en aquel edificio histórico en Morelia, que fue sede de la primera conspiración de Independencia, la Conspiración de Valladolid Yo hacía coberturas temporales de vacantes de vacaciones Llegué a ser operador de cheques devueltos y, bueno, toda clase de trucos en esa sucursal", dijo Calderón, provocando risas entre los comensales provenientes de todo el país El discurso de Calderón duró 35 minutos Habló justamente de lo que han sido los principales ejes de sus discursos durante el último año: la guerra contra la delincuencia organizada, la política social, el medio ambiente y los programas de apoyo a los miles de familias que viven en la pobreza extrema Calderón hizo un puntal repaso de los operativos contra el narcotráfico, pasando por los programas de "Escuela Segura"; la creación de una policía federal, y los millones decomisados al empresario mexicano de origen chino, Zhenli Ye Gon, para construir centros de readaptación para adictos a las drogas Hubo aplausos que, a ratos, hacían detenerse a Calderón Sin embargo, éste seguía adelante mirando apenas de reojo las tarjetas que la entregaban sus colaboradores "El grupo que esté en una ciudad determinada, porque también se reparten el mercado, así como las sucursales de Bancomer, también se reparten las plazas, y el que domina en una plaza domina, sí, el consumo y el mercado de droga, pero también controla los secuestros, el robo de vehículos, la extorsión a los empresarios; controla, incluso, la piratería y también, por ejemplo, la trata de personas o de la migración ilegal Un negocio completo", expuso

Comentarios