Inauguran "santuario" contra aborto

martes, 9 de septiembre de 2008
MÉXICO, D F, 8 de septiembre (apro)- El Santuario de las Víctimas del Aborto, que realmente es un altar con criptas subterráneas, fue inaugurado este lunes en el panteón Dolores de la Ciudad de México, para dar cabida a los restos de los fetos abortados Monseñor Pedro Agustín Rivera, rector de la antigua Basílica de Guadalupe, quien presidió la ceremonia religiosa de inauguración, dijo en su discurso que en el santuario se van a "poder depositar los restos áridos de niños y niñas abortados, para dar seguridad a sus madres de que los restos de sus hijos no serán comercializados o tirados en un bote de basura" Fue la "sociedad civil" ?dijo? la que mandó edificar el santuario, ya que aproximadamente 84% de la población mexicana está compuesta por católicos, mientras que otro 12% lo componen fieles de otras religiones igualmente cristianas A la ceremonia asistieron poco más de cien personas vestidas de negro, quienes llevaban flores blancas en sus manos Entre ellas estuvieron dirigentes de varias organizaciones de laicos católicos, como Guillermo Bustamante Manilla, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF), y María del Carmen Alva López, presidenta del Instituto para la Rehabilitación de la Mujer y la Familia (IRMA) También participaron ?vestidos con largas túnicas, ceñidas con rosarios a la cintura? miembros de los Heraldos del Evangelio, una congregación religiosa erigida apenas en 2001, que también está impugnando la despenalización del aborto en el Distrito Federal, avalada días atrás por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) Pedro Agustín Rivera agregó que la mujer que aborta "experimenta daños físicos, psicológicos y espirituales" Estas mujeres ahora podrán venir a rezar al santuario, que para ellas será "un lugar de esperanza donde pueden encontrar paz" Por su parte, Lourdes del Pino, presidenta de la organización católica Unión de Voluntades, pronunció otro discurso en el que habló sobre la muerte, señalando que "no hay muerte más dolorosa que la que es provocada", como el aborto y la eutanasia, "prácticas antropológicamente contrarias" al hombre y la mujer Mientras los asistentes entonaban cánticos religiosos, Pedro Agustín Rivera y un grupo de diáconos de la arquidiócesis de México bendecían el santuario Llevaban un incensario y gruesas velas encendidas En señal de su "amor" por la vida de la niñez, varios asistentes llevaron a sus bebés Los traían en brazos o en carriolas, a pesar de la nublada y fría mañana, que por ratos soltó una ligera llovizna El santuario está compuesto por un altar de concreto al aire libre, detrás del cual hay un crucifijo de metal de unos cinco metros de altura, así como una escultura de la Virgen de Guadalupe Más atrás se encuentra una escultura de una madre con sus hijos en el regazo En su costado derecho se yergue una enorme placa metálica con una leyenda que dice: "Este santuario es un lugar de oración y sanación, donde se honra a todos los niños y niñas inocentes víctimas del aborto" Bajo la superficie de 200 metros cuadrados del santuario están las criptas, a las que se desciende por una oscura escalera cubierta con tapas de metal, que en su parte externa tienen inscritas oraciones "Aún no sabemos la capacidad de las criptas, eso lo determinarán las autoridades del panteón Todavía estamos en trámites", declaró Pedro Agustín Rivera al término de la misa Así mismo, señaló que los restos de los fetos deben ser incinerados, para que se depositen "áridos" en las criptas Y serán las propias madres las que por voluntad propia traigan las cenizas de sus hijos El santuario empezó a edificarse hace unos "ocho o diez meses", pero su costo no puede determinarse, debido a que algunas organizaciones católicas donaron el altar, otras, aportaron algún elemento de ornato y algunas más dieron donativos para pagar materiales o mano de obra, dijo En las oficinas del panteón de Dolores, un empleado administrativo reveló que "el área en que está construido el santuario pertenece a la familia del expresidente Pascual Ortiz Rubio Es un espacio que esa familia tiene a perpetuidad"

Comentarios