La pesadilla nazi

lunes, 19 de octubre de 2009
MÉXICO, D F, 14 de octubre (apro)- Aun cuando la premisa y su respectivo desarrollo son sumamente adolescentes, Bastardos sin gloria (Inglourious Basterds, EU-Alemania, 2009), dirigida por Quentin Tarantino, es un trabajo sumamente maduro y conciso
Tarantino transforma una historia de venganza (de tratamiento simple) en un homenaje del séptimo arte Sangriento y entretenido, Bastardos sin gloria va desde la película serie B, pasando por la sátira política y las cintas de guerra; por la música de western de Enio Morricone en contraposición a la de David Bowie, así como por discursos históricos de cine y por una divertida referencia al actor mexicano Hugo Stiglitz
El director vierte toda su rabia, pasión y, sobre todo, amor por el cine en una obra donde casi todos los elementos son referenciales, y en donde cada toma y cada acción, por más visceral y pueril que parezca, son prácticamente intencionales
La película tiene dos líneas narrativas: Por un lado tenemos al teniente Aldo Raine (Brad Pitt), encargado de formar un escuadrón (conocido por los alemanes como Los Bastardos) para asesinar nazis de manera informal, integrado en su mayoría por judíos estadunidenses
Por el otro lado, tenemos a una chica judía llamada Shosshona (Mélanie Laurent), sobreviviente de una masacre familiar perpetrada por el oficial nazi Hans Landa (Christoph Waltz), quien cuatro años después se encuentra con la posibilidad de vengarse de los asesinos de su prole
Es en este escenario en donde el camino de la chica se cruzará con el de Los Bastardos
En general la cinta es una enorme comedia cargada de humor negro y violencia, enaltecida por el drama personal de Shosshona, quien ha pasado de ser una mera víctima a un potencial verdugo
Los diálogos son inteligentes y ágiles, pero sería imposible que fueran efectivos sin la complicidad de los actores, de todos, en especial la interpretación de Waltz, un villano al que uno no sabe si odiar o querer Es destacable la breve actuación de Mike Myers, quien, en un papel sobrio, realiza un desempeño preciso y memorable
A simple vista Bastardos sin gloria podría percibirse como una cinta light gracias a su desparpajo y su violencia gratuita, la realización de Tarantino es rica en elementos que la película demanda un par de vistas, por lo menos
 
 
 

Comentarios