Músicos detenidos en "narcofiesta", acusados de delincuencia organizada y lavado de dinero

miércoles, 16 de diciembre de 2009

MÉXICO, DF, 16 de diciembre (apro).- Ramón Ayala y sus Bravos del Norte, Los Cadetes de Linares y Torrente Musical son investigados por la Procuraduría General de la República (PGR) por sus presuntos vínculos con la delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero), confirmaron hoy sus defensores legales.
Adolfo Vega, representante legal de Ramón Ayala y de Los Cadetes de Linares, reveló que “les están imputando delincuencia organizada y lavado de dinero, situación que para mí la verdad no se da, ya que estaban prestando un servicio como artistas”.
Además, denunció que la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo) no les ha permitido ver la averiguación previa del caso.
A su vez, Gabriel García, abogado de Torrente, dijo que “tendremos que presentar todas las pruebas necesarias tendientes a acreditar que nuestros clientes estaban trabajando, realizando una función como artistas que son”.
Ambos litigantes coincidieron en que sus defendidos se encuentran bien de salud y no han sido maltratados por personal de la Procuraduría General de la República.
Hasta el momento, unas 26 personas, detenidas el fin de semana pasado durante una ‘narcofiesta’ en Morelos, siguen declarando en la SIEDO, entre ellas músicos y asistentes.
“Los familiares dicen que están bien, que obviamente desconocen el motivo por el cual les modificaron su situación jurídica a indiciados; ellos han declarado que simplemente fueron a trabajar y que desconocen otro tipo de situación”, añadió el abogado de Torrente.

Comentarios