Setenta años del INAH: luz y sombra

lunes, 9 de febrero de 2009
MÉXICO, D F, 4 de febrero (apro)- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) es mucho más que sus funcionarios y directivos Y vale destacarlo ahora que se están celebrando los setenta años de su fundación, quizá en medio de una de sus peores crisis institucionales
         Fue exactamente el 3 de febrero de 1939 cuando se fundó esta histórica institución, luego de que lo estableciera así el entonces presidente Lázaro Cárdenas, y lo aprobara el Congreso de la Unión Su encomienda fue desde el inicio investigar, conservar y difundir el vasto patrimonio cultural de México, e iniciar un estudio científico de los pueblos indígenas
         El antropólogo y legista Bolfy Cottom consigna en su libro Nación, patrimonio cultural y legislación: los debates parlamentarios y la construcción, recién publicado, que en realidad la preocupación e interés por conservar el patrimonio cultural comenzó desde siglos antes, incluso cuando aún no se había fundado la nación mexicana y existía aún el virreinato
         Por esa añeja tradición no deja de sorprender a muchos que el actual director del INAH, Alfonso de Maria y Campos, parezca defender el proyecto de iluminación para el espectáculo Resplandor Teotihuacano en la zona arqueológica al insistir en que no se ha dañado el patrimonio cultural y que decir lo contrario son teorías infundadas, y en ponderar las "bondades" de desarrollo que supuestamente traerá consigo el proyecto a la región (aunque el plan no se conoce públicamente)
Se esperaría que como titular de la septuagenaria institución hablara de la preservación y conservación del patrimonio como prioridad de cualquier proyecto relacionado o vinculado a éste
         La prioridad para el actual gobierno federal, en materia cultural, así lo marca el Programa Nacional de Cultura presentado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes en 2007, y se trata también el tema en el programa de trabajo del propio INAH, es impulsar el turismo cultural
         Ese es el marco en el cual se anuncian una serie de acciones para celebrar los setenta años, entre las cuales destaca la información del INAH "en el campo de la investigación y restauración", la apertura al público de tres nuevas zonas arqueológicas: Cañada de la Virgen, en Guanajuato; Copalita, en Huatulco, Oaxaca; y Chiapa de Corzo, en Chiapas
Además, la construcción del que se llamará Museo Arqueológico de las Culturas Mesoamericanas, en San Miguelito, Cancún, en Quintana Roo, que será construido, "mediante un convenio signado con el Fondo Nacional de Fomento al Turismo y el gobierno estatal"
También se organizará la exposición temporal Teotihuacán: Ciudad de los Dioses en el Museo Nacional de Antropología que se presentará en mayo y posteriormente será llevada a una gira internacional por Francia, Suiza, Alemania y Dinamarca
La agenda de actividades incluye, así mismo, otras actividades, como homenajes, publicaciones, y un ciclo de conferencias y mesas redondas, sobre el papel que el INAH ha tenido en el desarrollo de la antropología, arqueología, historia, restauración, conservación, museología y museografía, tanto a nivel nacional como en América Latina
Es justo mencionar en este sentido que el INAH ha sido esencial en el desarrollo de materias como la museología y museografía, donde gente como el desaparecido Felipe Lacouture, Íker Larrauri o Mario Vázquez, por citar sólo tres nombres, formaron escuela cuando aún no se sistematizaban esos conocimientos Y lo ha sido desde luego también en otros campos como la antropología, la arqueología o la restauración
Sin embargo la institución ha debido enfrentar también distintos conflictos Y hace tiempo que sus especialistas y trabajadores parecen caminar por rutas distintas a las de sus funcionarios y, cuando el interés por cumplir los objetivos y vocación  debiera ser común, se confrontan en posiciones encontradas justo en el tema cultural
Los ejemplos sobran: la llamada Ley Bermúdez en el sexenio pasado, la construcción de una tienda de la cadena Wal-Mart en Teotihuacán, las presentaciones de los tenores Plácido Domingo y Luciano Pavarotti en zonas arqueológicas y otros asuntos más que incluso dieron pie a recomendaciones de la Auditoria Superior de la Federación
Se ha señalado la falta al interior del instituto de instancias que acoten y establezcan políticas y criterios para la actuación de los funcionarios y establece que ello ha permitido decisiones de "absoluta discrecionalidad" Se está trabajando en la elaboración del reglamento de la Ley Orgánica del INAH, en la cual se establece la creación de cuatro consejos (investigación, docencia, museos y conservación) y un Consejo General Consultivo, done se discutan y diseñen las políticas públicas del instituto
Hasta ahora, los directivos se habían negado a cumplir con ese mandato y De Maria aceptó de entrada discutir con los trabajadores el contenido del reglamento Convendría para celebrar estos setenta años continuar con los trabajos en un marco de entendimiento y sin exclusiones, para que funcionarios y trabajadores retomen una ruta común en beneficio de la conservación patrimonial y el avance en los estudios de las materias que al INAH competen

Comentarios