Ser es ser visto

lunes, 10 de agosto de 2009
MÉXICO D F, 5 de agosto (apro)A manera de colofón de su primer año de actividades, la Compañía Nacional de Teatro presenta Ser es ser visto, espectáculo en el que Luis de Tavira y Stefanie Weiss parafrasean textos de Botho Straus, Goethe, Wilhelm Müller y Fredrich Rückert, y que tiene como característica fundamental reunir en escena a los 43 actores que integran actualmente el elenco estable de la CNT
Es, sin lugar a duda, un ejemplo del teatro más digno que tenemos en nuestro país, no sólo resultado del tan criticado monto de recursos económicos con los que cuenta la compañía para producir (más que demostrado está que un gran presupuesto no significa per se calidad en el producto), sino por el nivel creativo que, en términos generales, ofrece la puesta
Otro de los elementos relevantes es el carácter experimental de la propuesta, con miras a cumplir una de las metas más altas de la CNT: la construcción de un lenguaje y una identidad propias que la definan como un colectivo artístico único
En este sentido resulta particularmente atractiva, por una parte, la disolución de las individualidades y los egos de muchos de los grandes actores que integran la CNT en pos de un trabajo de conjunto y, por otra, momentos de gran lucimiento personal en escenas que así lo ameritan
El título Ser es ser visto alude por una parte a la esencia del acto teatral, hecho fundamentalmente para llegar a los espectadores, y por otra parte, a la esencia del ser humano en sociedad y su necesidad de reconocimiento en el otro
Ante estos elementos, el contenido germánico de la propuesta (que va de Goethe, pasando por el nazismo y la caída del Muro de Berlín, hasta llegar a la búsqueda de identidad de los alemanes contemporáneos que, en realidad, puede ser la búsqueda de cualquier ciudadano del mundo), pasa a un segundo plano para presentar un ejercicio impecable de teatralidad e histrionismo con gran calidad y entrega      
Destacar el trabajo de uno u otro de los integrantes de la CNT sería injusto para este elenco de primerísimos actores, aunque personalmente me resulta inevitable mencionar una de las escenas más logradas del montaje, El cuarto y el tiempo, donde Ricardo Blume realizan un diálogo que al mismo tiempo es un duelo de actuación maravilloso, politonal, onírico y divertido, que ofrece un ejemplo muy representativo del nivel de nuestra Compañía Nacional
Más allá de los discursos y promesas, al igual que en la política, en el arte y la cultura lo que cuentan son los resultados, y en este primer año la CNT ha cumplido con las expectativas Sólo resta esperar que los momentos inciertos que vive la cultura nacional, en términos presupuestales, de administración y de designación de nuevos funcionarios, no terminen por afectar a éste que es el proyecto más importante del teatro mexicano
Ser es ser visto se presenta en la sala teatral de la casa de la CNT, lunes  y martes a las 19:00 horas, hasta el próximo 11 de agosto Después realizará una nueva temporada en un espacio por definir 

Comentarios