Detienen en Sonora a traficante de drogas y de personas

martes, 15 de septiembre de 2009
MÉXICO, D F, 15 de septiembre (apro)- Elementos de la Policía Federal detuvieron a Ignacio Páez Soto El Nachillo, un traficante de drogas y de personas que lo mismo trabajaba para Ismael El Mayo Zambada que para el cártel de los Beltrán Leyva
El Nachillo Páez está acusado de trasiego de drogas, tráfico de personas y cobro de piso en Caborca, Santa Ana y Nogales, Sonora
En un comunicado, la Policía Federal señaló que los hechos se registraron en un conocido hotel de la entidad, "donde reportes de inteligencia señalaban que se encontraba Ignacio Páez Soto" En el lugar, precisó, se instrumentó un operativo que permitió la detención de El Nachillo, sin efectuar un solo disparo
         De acuerdo con Rodolfo Cruz López, encargado de despliegue territorial de la corporación, Ignacio es hermano de Octavio Páez Soto, quien fue ejecutado en abril de 2004, cuando fungía como uno de los más cercanos colaboradores de El Mayo Zambada, así como de Manuel Beltrán, Nini Beltrán
         Tras la muerte de Octavio Páez, El Nachillo se quedó con el control y dominio de la plaza de Caborca y, según la Policía Federal, antes de ser detenido trabajaba con dos grupos del crimen organizado conocidos como Los Paleteros y Sabori, encargados del cobro de cuotas a todos los taxistas y traficantes de indocumentados que llegan a la zona de Sasabe
         La disputa por el territorio entre los hermanos Beltrán Leyva y la banda de El Mayo Zambada generó en la zona norte de Sonora una ola de violencia, que dio como resultado la ejecución de varios líderes de las dos organizaciones criminales, entre ellos tres miembros de la familia Páez: Luis Octavio Páez Terrazas, Giovanni Páez y Leonel Páez Benítez
         El mismo día de la detención de El Nachillo, quien este martes quedó a disposición de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), fue levantado en Rosario Tesopaco el comandante de la Policía Estatal Investigadora (PEI), Ramón Ontamucha Ramírez
         El secretario de Gobierno, Héctor Larios Córdoba, confirmó el hecho y mencionó que no hubo testigos y que el oficial de la PEI fue secuestrado cuando se encontraba en un hotel

Comentarios