"Diccionario de estudios culturales"

lunes, 28 de septiembre de 2009
MÉXICO, DF, 23 de septiembre (apro) - Los doctores en literatura Mónica Szurmuk y Robert McKee Irwin se dieron a la tarea de reunir en un libro diferentes conceptos culturales, entre ellos alteridad, campo cultural, diversidad, globalización, heterogeneidad, identidad, industria cultural, multiculturalismo y transculturación
         El resultado es el Diccionario de Estudios Culturales Latinoamericanos, publicado por el Instituto Mora y Siglo Veintiuno Editores, presentado el martes pasado por Néstor García Canclini, investigador de la cultura de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), y el director de orquesta Benjamín Juárez Echenique, en la Casa de la Universidad de California, ubicada en Chimalistac, Ciudad de México
A decir de sus autores, Szurmuk, investigadora en el área de Historia Social y Cultural en el Instituto Mora, y McKee, profesor de Literatura Latinoamericana y Estudios Culturales en la Universidad de California, el volumen de 331 páginas es un intento de codificar, unificar y ordenar, "hacer un retrato de un momento de los estudios culturales latinoamericanos"
         Explican en la presentación que es un trabajo transnacional, pues reúnen a varios intelectuales de distintas disciplinas, tanto del Continente Americano como de Europa Colaboran, entre otros, Silvana Rabinovich, Ana Rosa Domenella, Michael Lazzara, Nara Araujo, Debra Castillo, Jesús Martín-Barbero, Hortensia Moreno, Alejandro Monsiváis, Carlos Aguirre, Cristina Rivera-Garza, Juan Poblete, George Yúdice, Eduardo Restrepo y Liliana Weinberg Estos especialistas definen cada uno de los 48 términos culturales reunidos en el diccionario, "provenientes de paradigmas diversos"
         Los coordinadores destacan también que se trata del "primer diccionario de estudios culturales latinaomericanos" Citan como un antecedente Términos críticos de la sociología de la cultura, coordinado por el argentino Carlos Altamirano Y mencionan diccionarios publicados en inglés y traducidos al español, como el Diccionario de teoría crítica y estudios culturales, de Michael Payne, pero consideran que ha "ignorado la producción y debates latinoamericanos y varios términos incluidos en este diccionario (por ejemplo, 'ciudad letrada' y 'transculturación')"
         No mencionan en cambio el libro Léxico de la promoción sociocultural, del sociólogo argentino-español Ezequiel Ander-Egg, publicado por la asociación civil Espacio Espiral en el 2003, en el cual se reúnen igualmente conceptos como acceso a la cultura, transculturación, democracia cultural, diagnóstico sociocultural e industrias culturales, a manera de un diccionario
         Lo importante en todo caso es que hay cada vez más herramientas para quienes se dedican al estudio de los fenómenos culturales en América Latina El libro de Szurmuk y McKee no sólo desglosa conceptos, sino que presenta una introducción en la cual destaca el "potencial político (izquierdista, antihegemónico) y transformativo" de los estudios culturales latinoamericanos
Asimismo, el hecho de que se ocupen de las culturas "tradicionalmente marginadas, incluyendo las de los grupos subalternos o de comunidades de alguna forma desprestigiadas por su raza, sexo, preferencia sexual, etcétera, y toman como objeto de estudio toda expresión cultural, desde las más cultas hasta las pertenecientes a la cultura de masas o a la cultura popular"
Consideran los orígenes y antecedentes de los estudios culturales a partir de la tradición ensayística latinoamericana de los siglos XIX y XX, las aportaciones de la Escuela de Frankfurt, del Centro de Estudios Culturales Contemporáneos de Birmingham y de los posestructuralistas franceses
Cuenta con un apartado sobre los estudios culturales en México donde se afirma, citando al expresidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Rafael Tovar y de Teresa, que desde 1920, y debido al "compromiso del PRI con la cultura nacional", se desarrolló en México un sistema de promoción y apoyo a la cultura, que dio como resultado una infraestructura, programas educativos, instituciones, en suma una política cultural
Y habla de algunos investigadores que se han dedicado al campo de los estudios culturales Por desgracia (no se sabe si por el espacio) apenas se mencionan a García Canclini, Martín-Barbero, Carlos Monsiváis y José Manuel Valenzuela Arce, cuando el estudio cultural en México es muy amplio y cuenta con la participación de numerosos especialistas
Baste mencionar a la antropóloga Lourdes Arizpe, quien aborda la cultura desde diversas perspectivas; el antropólogo y legista Bolfy Cottom, especialista en legislación cultural y protección del patrimonio; la ya fallecida Margarita Nolasco, quien dio valiosas aportaciones al conocimiento de las culturas indígenas; el sociólogo Héctor Castillo-Berthier, dedicado a las expresiones culturales de los jóvenes; el antropólogo Eduardo Nivón, especialista en cultura urbana; los especialistas en diplomacia cultural Jorge Alberto Lozoya y Andrés Ordóñez, entre muchos otros investigadores que ofrecen un amplio abánico sobre la cultura en México
Todo ello no resta méritos al recién publicado Diccionario de Estudios Culturales Latinoamericanos; por el contrario, debe celebrarse que el campo de la investigación de los fenómenos culturales, tanto de México como de América Latina, se enriquezca

Comentarios