Exigen frenar discriminación contra seropositivos

miércoles, 1 de diciembre de 2010

MEXICO, DF, 1 de diciembre (apro).- En el marco de la conmemoración de la lucha mundial contra el VIH/Sida, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y su homóloga capitalina (CDHDF) se sumaron a la exigencia de la no discriminación y el respeto irrestricto a las libertades fundamentales de las personas que viven con VIH/Sida.

Los ombudsman reprobaron que en México continúen las actitudes de rechazo, marginación, exclusión y estigma que afectan a las personas que padecen la enfermedad.

Más aún, consideraron que son victimizadas por partida doble, debido a que por una parte tienen un padecimiento de salud y, por otra, son objeto de discriminación y estigma social.

Los principales motivos de queja la CNDH ha recibido son contra las dependencias de salud por negar la atención médica, no proporcionar medicamentos, prestar inadecuadamente el servicio y obstaculizar o negar las prestaciones de seguridad social a que tienen derecho los seropositivos.

Por ello, la CNDH hizo un llamado a las autoridades sanitarias y a la sociedad mexicana para que se respeten los derechos fundamentales de estas personas, con el fin de que reciban la atención que requieren y un trato digno.

Por su parte, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal reportó que en los últimos diez meses (de enero a octubre de 2010), recibió 56 quejas por probable violación de los derechos humanos de personas que viven con VIH/Sida.

En los más de los casos, los quejosos señalan a la Secretaría de Salud como autoridad responsable.

De acuerdo con la calificación de la Dirección General de Quejas y Orientación de la CDHDF, los derechos presuntamente vulnerados fueron, en 39 casos, a la salud; de igualdad ante la ley y no discriminación (16); de las personas privadas de su libertad (13), y el derecho a la honra y a la dignidad (10).

Enseguida, a la seguridad jurídica y los derechos de la víctima o persona ofendida, en seis ocasiones cada uno; a la integridad personal, en cinco casos, y los derechos sexuales y reproductivos, en dos.

Las autoridades señaladas fueron: Secretaría de Salud, en 40 ocasiones; Secretaría de Gobierno, en 15; Seguridad Pública (SSP) y Procuraduría capitalina, cada una en dos ocasiones; Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) una, y por delegación, un caso cada una.

Del 2005 al 2009, la CDHDF recibió un total de 161 quejas probablemente violatorias por afectaciones a seropositivos, con 32 en el primer año, 23 en 2006, 38 en 2007, 28 en 2008 y 40 en 2009.

En ese lustro, los derechos humanos presuntamente vulnerados fueron los de las personas privadas de su libertad, con 98 menciones; a la salud, con 72; a la igualdad ante la ley, con 19, y el derecho a la seguridad jurídica, con 15.

En nueve casos se ubicó la probable violación al derecho a la integridad personal; en ocho ocasiones a la libertad y seguridad personales, y en siete a la honra y la dignidad. El derecho a la protección de las personas con discapacidad se denunció en dos ocasiones.

La violación al derecho de igualdad ante la ley y no discriminación; al debido proceso y garantías judiciales; al trabajo; petición y pronta respuesta, y a los derechos de la niñez, fueron reportados en cuatro ocasiones cada uno.

Las autoridades señaladas fueron, de 2005 a 2009, Secretaría de Salud, en 92 casos; Secretaría de Gobierno, en 53; PGJDF, en 16; SSP, ocho; las delegaciones, en cinco casos; Secretaría de Desarrollo Social, en cuatro; Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), en tres; Consejería Jurídica y de Servicios Legales, en dos, y jefatura de Gobierno, en un caso.