Activistas exigen a la COP16 soluciones reales contra el cambio climático

viernes, 10 de diciembre de 2010

CANCÚN, Q. Roo., 10 de diciembre (apro).- A pocas horas de que concluyan los trabajos de la XVI Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP16), agrupaciones internacionales insistieron en su clamor a los gobiernos de los 194 países que participan para que establezcan soluciones reales contra el calentamiento global.
El coordinador de emergencias en México de la agrupación internacional Save the Children, Anthony Caswell Pérez, dijo que aunque la organización aparentemente llegó tarde para tratar de influir en el encuentro, insistirán en su petición de que se haga una mención específica de los niños como grupo especialmente vulnerable a los efectos del cambio climático, a fin de que se instrumenten programas y se canalicen recursos particularmente para ellos.
Comentó que la agrupación, dedicada a defender los derechos de los niños,  “entre los cuales está su derecho a la sobrevivencia”, llegó a este evento con seis propuestas para los gobiernos del mundo, porque “cuando hablamos de desastres, los niños son 50% de los afectados”.
Además, advirtió que “se pronostica que a partir de 2030, anualmente 175 millones de niños se verán afectados por desastres naturales por el cambio climático, lo que también repercutirá en escasez de agua y medios de sustento de sus padres”.
Caswell detalló que sus peticiones consisten en que se mencione explícitamente, en cualquier tratado, a los niños dentro de los grupos vulnerables.
“Los siguientes tres mensajes tienen que ver con el financiamiento”, dijo, y explicó que el planteamiento es que “el primer mensaje que se acuerde sea de utilidad para los niños, es decir que si se destinan fondos para reducción de riesgos de desastres y cambio climático, se canalice a subprogramas dirigidos específicamente para niños”.
Save the Children también demanda “transparencia en el manejo de los fondos, porque nos preocupa que éstos se tomen de programas de lucha contra la marginación”, señaló el coordinador de emergencias, y refirió que en el caso concreto de México “nos preocupa que se tomen fondos de educación, desarrollo social o salud para esto. Lo que queremos es que los fondos vengan de una fuente independiente, no de otros programas ya existentes”.
El otro mensaje relacionado con el tema, agregó, “es que cualquier mecanismo de financiamiento que se logre debe estar enlazado con los sistemas de alerta temprana”.
Asimismo, consideró que aunque en México el sistema de alerta temprana es realmente eficiente, “ahora esperamos que se empiecen a gestionar los fondos que se utilizarían para poder atender a la población afectada y no esperar a la declaración de una emergencia  para conseguir los recursos. En países menos desarrollados como México, esto puede ser la diferencia entre la vida y la muerte”, apuntó.
Además, Caswell pidió que se considere la participación infantil en las acciones contra el cambio climático.
     “Sabemos que los niños tienen que ser parte de la solución. No sólo protegerlos y tratarlos como víctimas, porque ellos son agentes de cambio. Ellos son perfectamente capaces de entender lo que está pasando, tal vez no con términos científicos, pero pueden distinguir que hay un cambio que los está afectado, y ellos son observadores y pueden influir en sus padres, en sus docentes, para que haya un cambio de actitud”.
Con base en su experiencia, añadió, “ellos van desarrollando juicios”.
Otra de las exigencias de la organización, comentó, es la toma de decisiones para detener el calentamiento global, a fin de evitar el “cambio climático catastrófico” que se ha advertido.
Y dijo que aunque llegaron tarde para lograr que se modifique el texto de los acuerdos, “como estrategia pos COP seguiremos insistiendo ante los gobiernos del mundo para tratar de que se incluyan nuestros planteamientos” en la próxima Convención, que se celebrará el año entrante en Sudáfrica.
“Seguiremos insistiendo para que se mencione específicamente a los niños entre los grupos vulnerables, porque cuando no se especifica a quienes se considera como grupos vulnerables, se vuelven invisibles”, destacó.
La intención, insistió, es hacer escuchar la voz de los niños e involucrarlos a través de una variedad de programas contra el cambio climático y la contaminación.
Por su parte, la mañana de este viernes Greenpeace y Tk Tk Tk realizaron, con apoyo de voluntarios locales, una nueva protesta en la playa, donde montaron una representación en la que los delegados que participan en las negociaciones son rescatados de ahogarse en el mar; además, elevaron un globo de 15 pulgadas para exigir a los gobiernos del mundo soluciones reales al cambio climático.

Comentarios