Tabasco: Pemex dejó de dar mantenimiento a ductos desde 2008

jueves, 23 de diciembre de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 23 de diciembre (apro).- Petróleos Mexicanos (Pemex) dejó de dar mantenimiento a más de mil 775 kilómetros de tuberías y ductos en la entidad desde que suscribió un contrato, en 2008, con la empresa extranjera EMS, denunció el ingeniero Alfredo Hernández Peñaloza, extécnico de la paraestatal e investigador del Comité Nacional de Estudios de la Energía (CNEE).
    Recriminó que la paraestatal, no obstante contar con personal experimentado y capacitado, así como equipos especializados para el seguimiento y detección de fallas en ductos, haya desmantelado en 2008 toda esa infraestructura de alta capacidad “para entregar a la empresa texana EMS la responsabilidad del mantenimiento”.
La firma extranjera, a su vez, subcontrató decenas de empresas “patito” y, en el primer año del contrato, no logró cubrir su compromiso, ya que ni siquiera cumplió con 40% de los programas de mantenimiento que normalmente Pemex realiza por sí mismo.
En julio de 2009, ante el evidente fracaso, Pemex canceló el contrato a EMS “por insolvencia”, pero la red de ductos y tuberías de Tabasco siguen sin mantenimiento, aseguró.
    Recordó que, en su momento, los directivos de la empresa petrolera justificaron la contratación de compañías extranjeras para la detección de problemas “críticos” del sistema de ductos de Tabasco que, en su mayoría, tienen más de 28 años de antigüedad.
“Esos ductos, durante 2008, 2009 y 2010, prácticamente no han tenido mantenimiento”, reiteró y rechazó declaraciones de directivos de la paraestatal, en el sentido de que los accidentes y fugas se han reducido.
“Esto no es cierto. Lo que pasa es que Pemex ya no lleva estadísticas de la mayoría de sus actividades. Ya no reporta ni el magro trabajo que realizan las empresas privadas. Eso significa que los riesgos de acontecimientos como el de San Martín Texmelucan, en Puebla, sin ser alarmistas, son latentes y graves”, alertó.
Hernández Peñaloza hizo un llamado al gobernador Andrés Granier Melo, a presidentes municipales y legisladores locales y federales, con el fin de que exijan que la operación y mantenimiento de ductos lo realice personal de Pemex, el cual cuenta con “un alto nivel de preparación y experiencia, en lugar de andar dilapidando los recursos financieros de los mexicanos y poniendo en riesgo a las poblaciones”.
Insistió en la urgencia de que la paraestatal “reconstituya su equipo de alto nivel y recupere esta actividad estratégica”.
Si las autoridades no actúan, advirtió, “los ciudadanos tienen que organizarse para exigir a Pemex la recuperación de su personal”, cuyos salarios, resaltó, “no representarían ni 20% de lo que se ha pagado a las compañías privadas”.
Recordó que hace tres años explotó un ducto de Pemex en la comunidad de Huimango, municipio de Cunduacán, con saldo de cinco personas calcinadas, más cinco heridos de gravedad, entre ellos varios niños, “que aun cuando salvaron la vida, quedaron marcados de por vida”.
Sobre la tragedia en San Martín Texmelucan, y la justificación apresurada del director de Pemex, Juan José Suárez Coppel, de que fue por “ordeña” de un ducto, Hernández Peñaloza dijo que lo que se tiene que explicar es por qué en el gobierno de Felipe Calderón se ha incrementado esa práctica en todo el país.
Luego aclaró que normalmente la “ordeña” no se da en tuberías que transportan petróleo crudo, como es el caso en San Martín Texmelucan, sino en los que llevan producto terminado como gasolinas, ya que “es el que se puede vender fácilmente”.