Libros musicales del 2010

viernes, 24 de diciembre de 2010

MÉXICO, DF, 24 de diciembre (apro).- Cierra 2010 con una buena cosecha de libros musicales publicados para venta en librerías de lengua inglesa, ediciones interesantes algunas de ellas para quienes gustan de leer en torno al mundo del rock anglosajón y del jazz americano.

A la cabeza sobresale la biografía del célebre guitarrista y cantautor británico Keith Richards (mancuerna con Mick Jagger en la banda The Rolling Stones), quien sorprendió a sus fans con sus memorias Life (Vida) donde narra cientos de anécdotas escandalosas en el conjunto y de cómo él inhaló las cenizas de su difunto padre, mezcladas en una “raya” de cocaína.

Jim Fusilli, crítico del Wall Street Journal, señaló sobre estas memorias:

“¿Qué clase de celebridad se revela tras esta autobiografía? Una bastante prominente. La que retrata al señor Richards de una forma bastante más profunda y detallada como ningún fan de los Rolling habían podido alcanzar a hacerlo. El autor habla sin tapujos sobre su infancia, su familia y de la fama. Ningún artista del rock había escrito nunca de manera tan jovial acerca de su amor por crear música. Con enorme sentido del humor y una voluntad por compartir sus penas, el señor Richards desafía en Vida casi cualquier mirada pública que haya escrutinado su existencia anteriormente.”

En otro tenor, los escritores Jim de Rogatis y Greg Kot dieron vida en las páginas de The Beatles vs The Rolling Stones a una antigua polémica que desde los años sesenta se viene dando y pervive hasta la fecha en sitios como Facebook, acerca de cuál de ambos conjuntos ha sido el mejor: ¿Beatles o Rolling?

La portada del libro está en tercera dimensión y lleva el subtítulo de Sound Opinions on the Great Rock’n’Roll Rivalry (Sonoras opiniones acerca de la gran rivalidad en el rocanrol).

Para no quedarse atrás en su antología de daños, el baterista de Guns N’Roses, Steve Adler, también cuenta en un volumen de recuerdos una amplia gama de excesos que acompañaron sus años de gloria como rocanrolero durante el fin de siglo, en My Apetite of Destruction (Mi apetito destructivo).

En flashback histórico apareció Bob Dylan in America, de Sean Wilentz, catalogado por el cineasta Martin Scorsese como “una visión panorámica de la vida de Bob Dylan, su música y su lugar en la cultura de Estados Unidos: siempre mutante y desde varias perspectivas”.

El recorrido narra la irrupción de Dylan durante el auge de la canción folk de protesta en Nueva York en 1960 y su influencia artística y generacional para la juventud mundial.

A su vez, el diseñador Todd Oldham se abocó en dar a conocer decenas de imágenes y fotografías suyas, inspiradas en la figura rocanrolera de Joan Jett, para un volumen que lleva el nombre de la atractiva artista con extractos de entrevistas (Joan Jett), mientras el periodista inglés Nik Kent también contó su propia vida loca en Apathy for the Devil (Apatía por el demonio), con la banda punk The Sex Pistols, en giras durante la década de los setenta (Faber).

Un 31 de diciembre, hace 40 años, Los Beatles dejaron de existir como cuarteto de rock, pero su legado sigue circulando musicalmente como desde noviembre lo hace su catálogo a través de iTunes en Internet. Asimismo, este año Paul McCartney escribió el texto del tomo fotográfico A Day In A life Of The Beatles, Un día en la vida de Los Beatles (Rizzoli), con fotografías de Don McCullin captando al conjunto en el esplendor de su juventud.

Para variar, dos ediciones con más beatlemanía: Paul McCartney: A Life (Una Vida), de Peter Ames Carlin (Touchstone) y Fab, de Howard Sounes (Da Capo Press). Sin embargo, la crítica de rock ha coronado Just Kids (Sólo chicos) de la artista punk neoyorquina Patti Smith, premio nacional en Estados Unidos al Mejor Libro de No-Ficción 2010, donde ella narra su relación amorosa con Robert Mapplethorpe.

Como se expresó en esta columna la semana pasada, este año se editó en Francia la biografía del cantautor parisino Charles Aznavour En voz baja, edición rústica. Aquí mismo comentamos las memorias de corte espiritual redactadas por Ricardo Montaner Lo que no digo cantando, y el cañonazo best seller de Ricky Martin, Me (Yo, en edición castellana Grijalbo).

Así concluyó un año de libros con tema musical que había iniciado en febrero de 2010 Selena, su vida después de la muerte, relato fantasmagórico y sentimental de Cristina Castrellón con la médium Georgette Rivera (Punto de Lectura, 298 páginas).

 

Miradas y sonidos del jazz

 

En 1960, el fotógrafo William Claxton y el prestigiado musicólogo alemán Joaquim Berendt (El Jazz, Fondo de Cultura Económica, Colección Popular) viajaron por Estados Unidos, visitando los sitios más candentes donde se tocaba música de jazz.

El resultado de su colaboración fue una sorprendente colección de fotografías y grabaciones tanto de artistas legendarios, como de músicos callejeros desconocidos.

El libro Jazzlife, fruto original de aquel trabajo, se ha convertido en un valioso icono para coleccionistas, siendo desde entonces altamente atesorado entre los fans del jazz y los fotógrafos.

En 2003, la editora germana Taschen inició la tarea de volver a compilar aquel material tan importante, que incluye muchas imágenes a color de aquellos viajes, jamás vistas con anterioridad.

Es así que todo ese archivo se recopiló de nuevo para un volumen actualizado este año que la editorial Taschen cumple 30 años, incluyendo el tomo de 552 páginas un prefacio de William Claxton, quien traza la agenda de aquellas andanzas con Berendt y su romance con la música de jazz que viene en CD con el libro.

Los fans del jazz se sentirán felices de emprender este viaje a través del tiempo, deleitándose visualmente con dicha música tal y como Claxton y Berendt la experimentaron, afirma el diario Newsweek:

“Sin duda, las casi 600 páginas de Jazzlife son el registro más abundante e imaginativo del jazz estadunidense de mediados del siglo XX que jamás se haya publicado.” (www.taschen.com).

 

ap/mav

--FIN DE NOTA--

Comentarios