Golpe a trabajadores de Cananea; Tribunal da por terminada su huelga

jueves, 11 de febrero de 2010 · 01:00

CANANEA, Son., 11 de febrero (apro).- El sindicato minero que dirige Napoleón Gómez Urrutia desde su exilio en Canadá, sufrió hoy un nuevo revés en el conflicto que mantiene con el Grupo México desde hace casi tres años, luego de que el Segundo Tribunal Colegiado en Materia del Trabajo del Primer Circuito en el Distrito Federal dio por terminadas las relaciones laborales en la mina de Cananea, Sonora.
Los tres magistrados del Segundo Tribunal Colegiado determinaron hoy negar un amparo al sindicato minero con el que pretendía mantener las relaciones obrero patronales en la mina de Cananea, la principal productora de cobre del país, con lo cual pusieron fin a la huelga que desde hace dos años y medio ha mantenido la Sección 65 de la organización sindical.
El fallo constituye una resolución en firme, ya que no existen más recursos de apelación para los mineros.
El mencionado tribunal colegiado, validó la decisión de la JFCA, que de manera indirecta pone fin a la huelga, motivada por descuerdos en el contrato colectivo, iniciada en Mexicana de Cananea en julio de 2007.
El movimiento gremial fue combatido en tribunales luego de que Grupo México, propietario de la mina, y la JFCA, insistieran en que la huelga era ilegal.
La víspera, Sergio Tolano Lizárraga, líder de la Sección 65 del sindicato minero, advirtió que si el Tribunal emitía un fallo contrario a los intereses del gremial, impedirían el acceso a la mina y llegarían “hasta las últimas consecuencias”.
Hoy, horas después de que se conociera el fallo, Tolano Lizárraga dijo a la agencia Apro que los mineros de la Sección 65 están preparados para enfrentar a la Policía Federal o al Ejército ante un eventual desalojo de la mina Mexicana de Cananea.
Confirmó que “ahora más que nunca” se prevé la acción de las fuerzas armadas, y responsabilizó a los secretarios de Gobernación, Fernando Gómez Mont, y del Trabajo, Javier Lozano, de cualquier agresión en caso de que las autoridades o representantes patronales pretendan entrara la mina.
“Estamos dispuestos a defender con todo nuestra fuente de trabajo, estamos dispuestos a enfrentar al Ejército", advirtió Tolano Lizárraga, dirigente cercano al líder minero autoexiliado en Canadá, Napoleón Gómez Urrutia.
Sergio Tolano, explicó que han reforzado las puertas de la mina con guaridas permanentes, pues aseguro que no dejarán ingresar a nadie. “Estamos dispuestos a enfrentar al ejército” insistió Tolano.
Desde el pasado 20 de enero, los trabajadores huelguistas habían reforzado sus guardias, colocando barricadas y aumentando el número de mineros en las puertas, luego de denunciar que Grupo México estaba contratando esquiroles en Nacozari y Hermosillo, para reventar el movimiento.
Además, aseguraron que los magistrados del tribunal de circuito se estaban dejando presionar por Grupo México y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.
Desde hace unos días Tolano y el presidente del Comité de Huelga, Jesús Verdugo, han insistido en movimientos inusuales de personal militar en la zona.
El conflicto entre el sindicato minero y Grupo México, propiedad del empresario Germán Larrea, se originó por un presunto desfalco de 55 millones de dólares que presuntamente entregó la empresa a la organización sindical. A mediados de 2007 Napoleón Gómez Urrutia fue acusado de haber dispuesto ilegalmente de ese dinero y las autoridades federales intentaron detenerlo.
El diferendo se agudizó con el accidente en la mina Pasta de Conchos, en Coahuila, que cobró la vida de 65 trabajadores al derrumbarse uno de los túneles en plena actividad laboral.
El 30 de julio de 2007, el sindicato minero se declaró en huelga en las minas de Taxco, Guerrero; Cananea, Sonora, y Sombrerete, Zacatecas. El 7 de agosto, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) declaró inexistentes las huelgas y de ahí se desató un largo proceso legal que mantiene paralizadas las actividades en dichos filones.
De acuerdo con Grupo México, los mineros han dañado maquinaria y sistemas eléctricos e hidráulicos de la mina durante el tiempo en que las instalaciones han estado paralizadas, lo que el sindicato niega.
El abogado de Grupo México, Salvador Rocha Díaz, afirmó que “la razón de la empresa para terminar las relaciones laborales en Cananea es una razón constituida por hechos verificables y comprobados que se ajustan, plenamente, a la hipótesis de la ley".
“Cualquier imputación de otras motivaciones o de pretendidas persecuciones son disparates frente a los hechos comprobados", agregó.
Paralelamente a su demanda de terminar las relaciones laborales en Cananea, Mexicana de Cananea ha promovido 165 denuncias penales desde el 5 de diciembre de 2007 hasta el 19 de enero de 2010, por presuntos delitos como robos, daños y "muy graves destrozos" de maquinaria, materiales, instalaciones y equipos, destinados al funcionamiento y operación mina de Cananea, Sonora.
Hasta las 20:30 horas, nadie ha confirmado la eventual incursión violenta que esperan los trabajadores en las instalaciones de Mexicana de Cananea.