Se disparan ejecuciones, drogadicción y poder de los cárteles en México: ONU

miércoles, 24 de febrero de 2010

México D.F., 24 de febrero (apro).- La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) dio hoy a conocer en Viena, Austria, su informe anual sobre el consumo de drogas en el mundo, en el que destaca que México es la principal puerta de entrada de enervantes a Estados Unidos y que actualmente afronta “crecientes problemas” de violencia que están íntimamente relacionados con el narcotráfico.
El organismo dependiente de la ONU añade que Estados Unidos continúa siendo el mayor importador y consumidor de drogas ilícitas en el mundo.
En el caso concreto  de México, añade que de 2007 a 2008, se multiplicó el número de víctimas mortales relacionadas con el narcotráfico. Además, tiende a expandirse por todo el país el consumo de cocaína, que en 2008 causó 236 muertes, y de metanfetamina.  
A pesar de las "firmes medidas" adoptadas por los gobiernos en la lucha contra las drogas, que han incluido, dice, el despliegue de tropas y han logrado desarticular varias operaciones y detener a cabecillas, las organizaciones delictivas "han mantenido y ampliado el control sobre el tráfico de drogas en América del Norte".  
Ello supone, según los expertos de la ONU, "un gran reto para los países de la región", puesto que los principales carteles mexicanos "han llegado a controlar toda la cadena de abastecimiento de drogas ilícitas, desde su envío desde América del Sur, hasta su distribución en los Estados Unidos", añade en el informe.
Junto al narcotráfico de cocaína, heroína y mariguana, esos grupos se dedican también a cultivar adormidera (opio) y fabricar metanfetamina.
De la venta al consumidor, es decir, la distribución en los mercados callejeros de EU, se encargan las "pandillas violentas (maras)", pues un número creciente de ellas se supedita a las organizaciones del narcotráfico y comienzan también a abrirse camino en la distribución mayorista.  
Para combatir a los delincuentes, EU ha intensificado la cooperación con México y, en el marco de la llamada "Iniciativa Mérida", ha aumentado la financiación de esa ayuda de 400 millones de dólares a 720 millones de dólares, informa la JIFE.
Precisa también que EU, sin dejar de ser el mayor importador y consumidor de drogas ilícitas del planeta, ha registrado un "alentador" descenso del consumo de mariguana, cocaína y heroína.
Se calcula que en 2008, 35.5 millones de estadounidenses, un 14.2% de la población mayor de 12 años, consumió drogas ilícitas, y entre 2006 y 2008 el porcentaje de personas que dieron positivo en pruebas de cocaína realizadas en el lugar de trabajo cayó un 38%.
No obstante, preocupa a la Junta el fuerte abuso de fármacos con sustancias sometidas al control internacional que en la primera economía mundial es superado sólo por el consumo de mariguana.
Esas prácticas desencadenaron un aumento de muertes causadas por sobredosis de drogas, atribuidas en primer lugar a los analgésicos opioides como oxicodona, hidrocodona, metadona, morfina y fentanilo.

Comentarios