Trolebús Escénico

domingo, 28 de febrero de 2010

MÉXICO, D.F., 24 de febrero (apro).- La necesidad de hacer teatro en un espacio no convencional llevó al actor y director Marco Vieyra a poner en marcha un proyecto que parecía un tanto descabellado, el Trolebús Escénico La otra nave, foro alternativo, atrevido, de laboratorio, en el que, como lo afirmó el actor Bruno Bichir durante la celebración del primer año de existencia, se impone la visión sobre la visibilidad.
Aburrido de la convencionalidad de la mayoría de los teatros de la Ciudad de México, Marco Vieyra se dio a la tarea de habilitar un trolebús donado por la embajada de Japón al Gobierno del Distrito Federal (Sonora y Parque México, colonia Hipódromo Condesa), donde se presentan propuestas creadas ex profeso para este aforo de 30 butacas.
Espectáculos innovadores, arriesgados, comprometidos, con un discurso fuerte, constituyen el perfil de los trabajos del Trolebús Escénico, que cuenta ya con un público cautivo, pendiente de cada estreno.
“Yo --afirma Marco Vieyra-- no me quejo de que se otorgue tal o cual presupuesto a esta u otra compañía o creador, lo que me parece verdaderamente lamentable es que no se genere un público. Yo no hago teatro para los teatreros, mi interés está en generar nuevos espectadores que vengan, paguen su boleto y disfruten algo, una experiencia diferente.
“La intención de este espacio se resume en dos líneas, la de generar un público real, cautivo, y por otra parte un discurso artístico con cómplices poderosos, como Juliana Faesler, Alicia Sánchez, Luis Mario Moncada, Saúl Meléndez, Antonio Zúñiga y Richard Viqueira, que son algunos de los autores y directores que han presentado o están por presentar sus trabajos en el Trolebús Escénico”, agrega Marco Vieyra.
Como lo señaló Luis Mario Moncada en la ceremonia de, así como en los años 60 se decía que los museos se habían convertido en mausoleos, hoy en día los teatros se han convertido en anfiteatros.
Por ello es necesario salir de los espacios convencionales y buscar el teatro vivo, en lugares donde tenga una relación distinta con el espectador. En ese sentido el Trolebús Escénico realmente marca pauta, como lo ha demostrado a través de sus distintos montajes, encontrando un nuevo uso de posibilidades.
Después de su estreno dentro de la 4ª Muestra de Artes Escénicas de la Ciudad de México en noviembre de 2009, una de las obras que actualmente se presentan en este espacio es Pérdida total, bajo la dirección de Marco Vieyra, espectáculo que indaga en los impactos internos y externos del ser humano a través de una analogía con accidentes automovilísticos, puesta en escena de la que hablaremos próximamente.