Narcos bloquean carreteras a Monterrey y prenden fuego a vehículos

jueves, 18 de marzo de 2010

MONTERREY, NL., 18 de marzo (apro).- La violencia en la entidad escaló este jueves con balaceras y operativos que se registraron en municipios del área rural y zona urbana, como reacción del narco a las acciones de la autoridad, según afirmó el secretario de Seguridad Pública, Luis Carlos Treviño Berchelmann.
En conferencia de prensa convocada esta noche, el funcionario estatal informó que hubo incursiones del Ejército y la Marina en las inmediaciones de los municipios de Salinas Victoria y Vallecillo, con saldo de un pistolero muerto.
También hubo otro enfrentamiento en Parás, sin que se conozca el saldo. En San Pedro, infantes de la Marina llevaron a cabo un cateo.
En el municipio de El Carmen, se descubrió una bodega donde se almacenaban unos 50 mil cartuchos y 5 mil cargadores de diferentes calibres.
El hallazgo se hizo en una finca ubicada por la brecha que conduce al parque acuático Acuasplac, por el kilómetro 11.5 de la carretera a Monclova, al norponiente de Nuevo León.
No hubo detenidos.
También ocurrieron balaceras este tarde en los municipios tamaulipecos de Reynosa y González, con el saldo de varios militares y civiles muertos.
Treviño señaló que como consecuencia de todos estos hechos en Tamaulipas y Nuevo León, grupos de desconocidos secuestraron con violencia autos, autobuses y hasta un tráiler para bloquear por la tarde dos de las principales carreteras que convergen en Monterrey, con el objetivo de bloquear el paso del Ejército y de otras fuerzas de apoyo.
No se reportaron lesionados ni detenidos.
El funcionario afirmó que las balaceras ocurren entre grupos de sicarios que se disputan las plazas en ambas entidades.
“Queremos que la comunidad sepa que hay acciones contundentes del gobierno contra estos grupos que tienen sus ajustes y reacomodos en Tamaulipas y Nuevo León, por las propias disputas de territorios”, afirmó en la conferencia a la que acudió solo.
El secretario dijo que las acciones de las fuerzas federales han comenzado a lastimar la infraestructura de los grupos de la delincuencia organizada, que han reaccionado violentamente.
Horas antes de estos hechos que colapsaron durante la tarde la vialidad en la zona nororiente de Monterrey, el gobernador Rodrigo Medina había afirmado que las carreteras en la entidad eran seguras, luego de recientes balaceras por esas rutas, entre fuerzas federales y elementos de la delincuencia organizada.

Bloquean carreteras

A las seis de la tarde, unos 20 desconocidos armados despojaron de sus autos a los conductores de tres automóviles que circulaban sobre el bulevar Miguel de la Madrid, en el municipio de Guadalupe, después de haber cruzado en dirección de oriente a poniente la caseta de cuota al municipio de Juárez.
Esta es la primera garita de peaje que deben de cruzar los conductores que se transportan por la carretera de paga de Monterrey a Reynosa, Tamaulipas.
Los pistoleros, descritos como hombres jóvenes, obligaron a los conductores a descender y, a 150 metros de la caseta, atravesaron un Jetta verde, un Bora y una camioneta estaquitas, y les prendieron fuego a estos dos últimos.
También detuvieron al conductor de un tráiler de 18 toneladas de Autolíneas América y lo obligaron a atravesar el pesado vehículo en la circulación de poniente a oriente.
Al lugar llegaron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), de bomberos de Guadalupe y de Tránsito de este municipio.
Una hora después fue reabierta la circulación, luego de que los vehículos y el tráiler fueran removidos con grúas.
A la misma hora se reportó la colocación de otra barricada en la carretera Miguel Alemán, a la altura del municipio de Apodaca.
El alcalde de este municipio, Benito Caballero, informó que a las seis de la tarde, frente a la empresa Whirpool, un grupo de pistoleros detuvo a los conductores de dos camiones de pasajeros de la ruta 119.
Los usuarios fueron obligados a descender y los operadores a atravesar los vehículos sobre la avenida.
El caos fue inmediato por tratarse de una zona industrial y en horas de intenso flujo.
Veinte minutos después llegaron grúas del municipio a retirar los camiones para reanudar la vialidad.
Sin embargo, a las 18:40, a la altura de la comunidad de Asunción, del mismo municipio, fueron secuestrados otros dos autobuses, de las rutas 119 y 111, con los que se bloqueó nuevamente el paso de vehículos.