Disminuyen dos años de cárcel a estudiante mexicano en España

viernes, 19 de marzo de 2010

MADRID, 19 de marzo (apro).- El Tribunal Supremo rebajó 24 meses la pena de 8 años y 8 meses de prisión impuesta a Alejandro Ordaz Moreno, el estudiante mexicano que agredió a dos policías nacionales en Sevilla.
    Fernando Retamar, abogado defensor del mexicano, adelantó que gestiona un indulto parcial y luego solicitará la conmutación de la pena, a cambio de la expulsión de Ordaz a México. Para ello, Ordaz, prófugo de la justicia desde julio pasado, tendría que entregarse a las autoridades españolas.
    En lo que respecta a la resolución del Tribunal Supremo, el representante legal dio a conocer que ese órgano mantiene la calificación de homicidio en grado de tentativa, pero rebajó en un grado la pena original, al considerar los atenuantes de embriaguez y reparación del daño, ya que los dos policías lesionados fueron indemnizados.    
    El estudiante, originario del estado de Guanajuato, se encuentra prófugo de la justicia española desde julio pasado, luego de ser condenado a 8 años y 8 meses de prisión por intento de homicidio contra los dos policías nacionales, a quienes arrebató un arma de fuego reglamentaria e intentó accionarla  contra ellos cuando le pidieron que se identificara.
    El 18 de marzo de 2008, cuando fue capturado y hecho prisionero por esos hechos, Ordaz se encontraba en España realizando un doctorado de la Universidad de Sevilla sobre energías renovables.
    En su defensa alegó que el día del incidente con los dos policías, quienes patrullaban de civil y en un coche sin las insignias policiacas, él se encontraba ebrio y pensó que iba a ser objeto de un secuestro, por eso reaccionó de manera violenta.
    Los policías hacían recorridos en busca de un posible sospechoso que había molestado a un grupo de jovencitas, y advirtieron que las características físicas de Ordaz Moreno coincidían con los de la persona que buscaban.
    Al proceder al registro, Ordaz le arrebató el arma a una mujer policía a la que golpeó y después forcejeó con su compañero. Permaneció en prisión más de un año.
En julio pasado, Ordaz Moreno dejó de acudir al juzgado, donde tenía que presentarse cada 15 días, por lo que el tribunal andaluz que lo juzgó ordenó a la policía española iniciar las gestiones de búsqueda y captura del joven mexicano.