Acribillan a cuatro en bar de Celaya; Ejército desarma a la policía municipal

sábado, 6 de marzo de 2010

CELAYA, GTO., 6 de marzo (apro).- Luego de que tres hombres y una mujer fueran ejecutados en el bar "La Escondida de esta ciudad, el Ejército tomó las instalaciones de la Guardia Municipal  y desarmó a los agentes preventivos desde esta madrugada.

            Hasta esta tarde, elementos de la Zona Militar continuaban ocupando la sede de la policía celayense, al parecer revisando cada una de las armas de que dispone esta corporación. Los preventivos habían salido a realizar sus labores operativas, pero desarmados.

            Al momento no se ha dado una versión oficial sobre este operativo, que se realiza en medio de un total hermetismo por parte de la Sedena y de las propias autoridades municipales.

            Hace una semana, el director de la Policía, Martín Rodríguez Olvera salió ileso de un atentado perpetrado en su domicilio, a donde sicarios lanzaron tres granadas de fragmentación y dispararon con armas de alto poder.

            Su nombre también ha aparecido en las varias mantas que recientemente grupos del narcotráfico que libran una batalla por esta plaza –La Familia Michoacana y Los Zetas- han colgado en las principales avenidas de la ciudad.

            Mientras tanto, la Procuraduría de Justicia dio a conocer las identidades de las cuatro víctimas de la balacera en el bar “La Escondida”, en la calle segunda privada de Francisco Villa, de la colonia Resurrección.

            A este negocio entró un hombre armado con un rifle AK 74 cerca de la medianoche del viernes, y desde la puerta comenzó a disparar a las mesas donde estaban los clientes. Luego el hombre huyó.

            En el lugar fallecieron Eduardo García Peña, de 35 años; Rito González Sierra, de 46 años y María Dolores Orozco Pérez, de 21 años, todos con domicilio en Celaya, así como Miguel Ángel Reséndiz Alonso, de 33 años, quien tenía domicilio en Acámbaro.

            En tanto que Gaspar Peña Rodríguez, de 24 años, quedó herido y se encuentra grave en el Hospital general de esta ciudad, informó el Procurador Carlos Zamarripa Aguirre.

            Zamarripa informó que se inició la averiguación previa 13/2010 en la agencia XII del Ministerio Público, donde todavía al momento se encuentran declarando varios testigos que lograron sobrevivir al ataque, así como otros que estaban afuera y vieron al sicario cuando entró y salió del bar.

            Para mañana se ha anunciado la visita del gobernador Juan Manuel Oliva, quien pretende celebrar el “día de la familia” con una agenda programada en esta ciudad.

Comentarios