Michelle Obama habla a estudiantes de Gandhi, Mandela y la madre Teresa

miércoles, 14 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 14 de abril (apro).- Durante su primera visita oficial a México, Michelle Obama, echó mano de la mercadotecnia política que llevó a su esposo, Barack Obama, a ganar las elecciones presidenciales en Estados Unidos en un intento por alentar a los estudiantes universitarios mexicanos a transformar su entorno en un mejor lugar para vivir.
“Sí se puede”, dijo al final de su discurso pronunciado ante cientos de jóvenes reunidos en la explanada de la Universidad Iberoamericana, quienes fueron seleccionados previamente de 15 casas de estudio.
A lo largo de su improvisado mensaje, Michelle Obama describió cómo fue que su esposo ganó las elecciones presidenciales en Estados Unidos, a pesar de que ambos provienen de familias de escasos recursos económicos y estaban alejados de los círculos del poder de su país.
“No olviden su pasado ni sus orígenes para salir adelante”, dijo ante los estudiantes que se agolpaban sobre la explanada en la Universidad Iberoamericana, que por motivos de seguridad decidió que hoy no hubiera clases.

Michelle Obama dijo estar consciente de que México y el resto de los países latinoamericanos enfrentan problemas económicos, por lo que quienes tienen la oportunidad de estudiar una carrera en alguna universidad pueden ser tentados a concentrarse únicamente en sus propios éxitos.
Sin embargo, los alentó a que hagan el bien a los demás como lo hicieron en su momento personajes de la talla de Mahatma Gandhi, Nelson Mandela y la madre Teresa de Calcuta, quienes dedicaron su vida a movimientos en favor de la humanidad.
"No quiero decir con esos ejemplos que tienen que hacer voto de pobreza o encabezar un movimiento, pero sí les pido que hagan algo bien en sus carreras o como voluntarios para asegurarse que otros jóvenes disfruten de las oportunidades que merecen", comentó.
Acompañada de Margarita Zavala, esposa del presidente Felipe Calderón, Michelle Obama aseguró que los esposos de ambas se esfuerzan mucho para reconstruir los sistemas de educación e impulsar las economías, pero dijo que no pueden solos con esa responsabilidad.
En su primera visita oficial a México, Michelle Obama movilizó a los cuerpos de seguridad de todos niveles. Desde el Estado Mayor Presidencial hasta la policía capitalina participaron en el operativo de vigilancia. No obstante, la coordinación estuvo siempre en manos de los miembros del Servicio Secreto de Estados Unidos.
La reunión en la Universidad Iberoamericana fue el único acto con acceso al público. Las visitas primero a la residencia oficial de Los Pinos y luego al Museo Nacional de Antropología fueron privadas.
Por la mañana, Margarita Zavala  y Michelle Obama dialogaron en privado dentro de la residencia oficial de Los Pinos.
De acuerdo con comunicado, en ese encuentro refrendaron su interés particular en impulsar proyectos relacionados con el futuro de la niñez y de la juventud.
“De igual forma coincidieron en la relevancia que tiene para cada uno de sus países la atención oportuna de los retos en salud pública relacionados con la obesidad, la diabetes y las adicciones, entre otros. Este encuentro permitió refrendar la fructífera relación que se ha desarrollado entre ambas”, destacó el comunicado.
Posteriormente, se trasladaron al salón Comedor de la Casa Lázaro Cárdenas para encabezar una reunión con sus comitivas de trabajo, en la cual Margarita Zavala expuso los temas de adicciones y de niños migrantes no acompañados.
Margarita Zavala, presidenta nacional del DIF, dio a conocer a la señora Obama la estrategia del programa “Nueva Vida”, que tiene como propósito informar y orientar a los padres de familia, maestros, niñas, niños y adolescentes sobre el peligro que representa el consumo de drogas, así como detectar oportunamente el uso potencial de ese tipo de sustancias a fin de remitirlos a unidades especializadas para su tratamiento.
    Por la tarde, la primera dama de Estados Unidos, se reunió con un grupo plural de mujeres mexicanas, entre ellas, la presidenta nacional del PRI, Beatriz Paredes; las gobernadoras de Zacatecas, Amalia García (PRD), y de Yucatán, Ivonne Ortega (PRI), así como la escritora Guadalupe Loaeza, entre otras. La reunión se llevó a cabo en Los Pinos.

Comentarios