Recupera el Ejército los pueblos de Comales y Camargo

miércoles, 14 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 14 de abril (apro).- Elementos del Ejército Mexicano arribaron este miércoles a las poblaciones tamaulipecas de Camargo y Comales, en atención a las denuncias que hicieron desde el pasado lunes 12, vía internet, habitantes de esos lugares sobre balaceras y la permanente presencia de grupos armados que se enfrentaron entre sí y que quemaron casas y oficinas, incluidas las del alcalde camarguense.
A través de las redes sociales, cibernautas de Camargo dieron cuenta de la presencia de los efectivos del Ejército:
“Llegaron alrededor de 20 Hummers y un camión, y al parecer (los soldados) se van a acuartelar en lo que eran las instalaciones del Hospital Corpus Christi (que fue quemado por los sicarios la madrugada del lunes)”, escribió uno de ellos.
Asimismo, dijo que tenía informes de que los soldados retiraron una máquina Caterpillar y otros vehículos que habían atravesado los narcos para obstruir el paso de un puente que comunica a Camargo con Comales.
“Estoy seguro que muchos van a aprovechar esta oportunidad para cruzar la frontera a Río Grande (población texana con la que colinda Camargo), porque los días de terror que hemos vivido no son para menos”, agregó el poblador.
De acuerdo con fuentes oficiales, después de la llegada de los militares un grupo de zetas, que había tomado a Comales, como refugio, se desplazó a otras comunidades rurales vecinas que de inmediato lanzaron llamados de auxilio.  
     “Nos han dicho que (en una de las comunidades) robaron una tienda y a varias personas las despojaron de sus vehículos”, relató la fuente.  
      Ayer, en entrevista radiofónica, el subprocurador de Justicia del estado, Hernán de la Garza Tamez, minimizó las llamadas de auxilio y afirmó que en la población de Comales trabajaban con normalidad las escuelas, comercios y servicios médicos, además de que era evidente la presencia de militares y de policías municipales y estatales.
         Sin embargo, pobladores de esa localidad rural, ubicada a un costado de la presa Marte R. Gómez, pidieron desde el lunes pasado, a través de las redes sociales, que reenviaran sus llamadas de auxilio, pues un grupo delictivo los tenía prácticamente secuestrados, debido a que controlaban la entrada y salida de cualquier persona.
           En el caso de Camargo, varios de sus habitantes denunciaron por correo electrónico que, la madrugada del lunes 12, sicarios del cártel del Golfo entraron a esa población para sostener un enfrentamiento con Los Zetas.
           No obstante, y pese a que los lugareños subieron a internet fotografías de las casas y negocios quemados, así como audios de las balaceras, el Servicio de Información Oportuna del gobierno de Tamaulipas reportó “sin novedad” al municipio.
En los mensajes enviados, los lugareños exigían la actuación del gobierno para protegerlos de los combates entre grupos delictivos antagónicos. Uno de ellos decía: “Camargo y Comales se están muriendo, y con ello un pedazo de México, que de seguro nuestro país es el menos interesado en defenderlo, mejor sería que USA lo tomara como parte de ellos, si aquí no nos quieren tal vez los gringos saquen provecho de estas tierras y a esta gente…Ya no hay fe, ya la esperanza se está agotando, si no es que ya se acabó”.

Comentarios