"El Colegio de San Juan en Saltillo 1878-1914", de Mendirichaga

domingo, 25 de abril de 2010

MÉXICO, D.F., 21 de abril (apro).- Un volumen completo, una monografía bien ilustrada, una memoria acuciosa, una historia sin reparos de investigación es ésta que, en 381 páginas y en formato amplio, el gobierno de Coahuila hizo sobre uno de los edificios más emblemáticos de la entidad.

         El filósofo, historiador y maestro en letras José Roberto Mendirichaga (Monterrey, 1944) se dio a la tarea de reconstruir el contexto histórico de la educación media superior de finales del siglo XIX en México, con base en la red de colegios jesuitas donde éste de San Juan en Saltillo viene a ser el pionero (1878), “con un modelo de educación clásica perfectamente estructurado”, al que seguirían los de Puebla (1886), San Luis Potosí (1891), Ciudad de México (1895) y Guadalajara (1906).

El prólogo de este libro imprescindible para entender la historia educativa del país estuvo a cargo de Jesús Alfonso Arreola Pérez, presidente del Colegio Coahuilense de Investigaciones Históricas, y es el siguiente:

         “Las sociedades en el mundo han creado organismos que enriquecen experiencias, pautas, valores y principios que favorecen su integración e impulsan a las comunidades. Así se hace en nuestros días de intenso intercambio, valorando y tolerando todo esfuerzo para dar sentido y trascendencia a lo que se hace.

         “Se expandió Europa. España logró conquistar gran parte de América; trajo organismos que aseguraron sus propósitos políticos y económicos y, establecida la unión Estado-Iglesia, evangelizó, creó estructuras católicas sobrellevando el movimiento de la Reforma Religiosa dado en Europa y extendido al mundo.

         “En el siglo XVIII, el Imperio Español fracturó aquel acuerdo con la iglesia y expulsó de sus dominios a los jesuitas, creadores de un sólido sistema educativo. El mundo europeo se venía modificando con las ideas filosóficas de la Ilustración  y generaba la Revolución Industrial, e impulsos culturales y económicos que sacudieron a España y al mundo.

         “En ese momento surgen estados autónomos en lo que habían sido colonias españolas en América, y esas nuevas naciones plantean separar a la Iglesia de sus tareas. Naciones laicas, en un mundo que se asume plural, tolerante y respetuoso de diferencias de credo y opinión política, así rescata el doctor José Roberto Mendirichaga, en este trabajo, la experiencia educativa realizada en Saltillo por la Compañía de Jesús de 1878 a 1914, en el Colegio de San Juan; acuciosa investigación que resalta además lo hecho en esa época por el Ateneo Fuente y por el Instituto Madero.

         “Los hechos que se afirman y forman profundo cauce debido a la revolución que produjeron la serie de medidas tomadas por Carlos III en el Imperio Español, influyeron notablemente en la integración social y política de Coahuila.

         “La primera Ley de Educación Pública establece las bases sobre las que se levantó el trabajo del Ateneo Fuente y años más tarde el de la Escuela Normal de Profesores, precedida ésta por otras instituciones surgidas del esfuerzo de la comunidad por sumarse a las tareas educativas del estado. En la segunda mitad del siglo XIX hay un gran desarrollo económico y financiero en Coahuila; se abren a la agricultura y ganadería las tierras de la Comarca Lagunera y las que habían pertenecido a los latifundios de los Sánchez Navarro y de Leonardo Zuloaga; nace así una nueva y pujante región en el estado, comunicada además con el resto de la entidad, con el país y con las fronteras. Nacen explotaciones mineras en la región Carbonífera, en Sierra Mojada y en Múzquiz.

         “Resulta ser la educación lazo integrador en esas diversas regiones que se desarrollan. El Colegio de San Juan se suma a esos propósitos y de sus logros da cuenta Mendirichaga en estas páginas. Es una investigación seria que nos permite ahondar en tal propósito. El Coahuila de entonces logró su integración gracias a ese espíritu abierto, tolerante e incluyente.”

 

ap/cvb

--FIN DE NOTA--

/v/v

Comentarios