Sedena desmiente a padres de niños muertos por el Ejército

viernes, 30 de abril de 2010

México, D.F., 30 de abril (apro).- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) concluyó que los niños Martín y Bryan Almanza Salazar murieron por una granada lanzada por miembros del crimen organizado y no baleados por el Ejército.

El procurador general de Justicia Militar, José Luis Chávez, argumentó que los menores de edad murieron por las esquirlas desprendidas de una granada de fragmentación calibre 40 milímetros, tipo que no usa regularmente el Ejército.

El tres de abril pasado los infantes perdieron la vida.  El padre de los niños, Martín Almanza Rodríguez, narró ese día que los militares les dispararon después de que éstos pasaron por un retén.

 Cinthia Salazar Castillo, la madre de las víctimas, señaló a los culpables: “Fueron los soldados”.

Pero hoy el procurador José Luis Chávez relató otra versión. Dijo que los menores murieron por un fuego cruzado entre militares y una banda del crimen organizado

Comentarios