Luna y Rowe, las otras esperanzas en Cannes

jueves, 13 de mayo de 2010

MÉXICO, D.F., 13 de mayo (Proceso).- Abel, el primer largometraje de ficción de Diego Luna, ya no competirá para el premio Cámara de Oro que otorga el Festival Internacional de Cine de Cannes a la mejor ópera prima, donde el presidente del jurado es Gael García Bernal (uno de los productores de la película), sólo tendrá una proyección de gala con alfombra roja.

Es decir, fue seleccionada dentro de la sección oficial fuera de competencia. Se exhibirá el viernes 14 de mayo, a las 19:15 horas. 

Entusiasmado, el mismo Luna informó a varios medios que Abel participaría para la Cámara de Oro; pero a los pocos días le notificaron que siempre no.

Fueron tres las desventajas que enfrentó Abel: que ya había sido estrenada en el Festival de Sundance, y un requisito es no haber sido proyectada fuera de su territorio nacional. Que no es la ópera prima de Luna (en 2007 realizó el largometraje documental JC Chávez). Y también encaraba que García Bernal fuese titular del jurado en esa área.

Luna explica en entrevista que al saber que no concursaba Abel, sintió “una paz y tranquilidad, porque había todo un ruido alrededor”.

Con lo de García Bernal (su mejor amigo) se volvía “muy peligrosa la situación”; además, el actor de Amores perros, de Alejandro González Iñárritu, va a ayudar con la promoción de Abel, “y nos va a acompañar en la proyección, entonces, eso hubiera dado a que todo se distorsionara hacia el tema de si estaba amañado el asunto”. 

Así las cosas, considera “una muy buena noticia que no compita, la prensa francesa es durísima con las reglas y con los específicos”. A decir suyo, lo que realmente vale en Cannes “es que se cuenta con el sello de la sección oficial para proyectar Abel”.

–¿Le afectó a Abel su asistencia en Sundance?

–Esa es la principal razón por la que no estamos en competencia. Voy a ser sincero. Nosotros tomamos la decisión de poner toda nuestra energía para el Sundance porque creímos que era el foro ideal para presentar el filme. 

“También fue el objetivo de nuestro agente de ventas, es el mismo de Preciosa, de Lee Daniels, y nos contó su travesía por Sundance, y luego la de Cannes.

“La diferencia es que Preciosa es una producción completamente gabacha. Ellos no rompían las reglas, porque se había estrenado en su territorio, el estadunidense. Y la regla dice tú puedes haber estrenado en tu territorio, pero si estrenas en un territorio externo, ya sea un festival o comercialmente, no puedes ir a Cannes.”

Agrega:

“Somos una coproducción México-Estados Unidos, sin embargo, la nacionalidad de la película es mucho más mexicana. Eso nos dejó fuera de toda posibilidad de estar en la sección Una cierta mirada, que era a la que nos interesaba acudir; pero el filme les gustó tanto que dijeron: ‘Bueno vamos a abrir una proyección especial’, creo que hay seis películas este año que tienen un espacio exclusivo, ya que por razones distintas no pueden estar en la competencia.”

Explica que todas las óperas primas que asisten a Cannes concursan por la Cámara de Oro, sin importar en la sección que estén, “sólo que ya no entramos en esa categoría”.

–¿Es normal que hayan quitado a Abel de ese galardón?

–No pasó nada fuera de lo común y lo normal. Cuando nos avisaron que la película estaba seleccionada para proyectarse, también nos anunciaron que estábamos en la competencia, y yo no lo cuestioné, porque es la primera vez que trabajo en la ficción, y en el reglamento de Cannes dice que debe ser tu primer largometraje, aunque no especifica si documental o ficción, y que debe ser la primera vez que el director estrene un largo en un festival internacional. 

“Y nosotros estrenamos JC Chávez en varios festivales fuera de México, y como a la semana me informaron que Abel no podía competir porque, dijeron: ‘Se nos había pasado’.”

–¿Cometieron el error los organizadores de Cannes?

–No es un error, simplemente que se anunció públicamente, eso fue lo que estuvo mal, pero es normal, esas cosas pasan, la organización de ese festival es tremenda, por el tamaño.

“El error de alguna manera fue mío, porque me confié de que en muchos lugares a Abel le llaman mi ópera prima, porque es la primera ficción que realizo.”

Argumenta que están equivocados quienes sugieren que estaba para la Cámara de Oro “por presiones nuestras”:

“No. Es un festival gigante donde quiere entrar todo el mundo y la decisión es de ellos.”

–¿García Bernal también se liberó?

–Claro, después de la noticia de que lo invitaban como presidente del jurado, festejamos, y comentamos si no se les había pasado que él era productor de Abel, y, bueno, ya se aclaró todo rápidamente.

Los actores del filme son Karina Gidi, Christopher Ruiz-Esparza y José María Yazpik.

 

Quincena de realizadores

 

Dentro de la sección Quincena de Realizadores, que se efectúa del 13 al 22 de mayo en Cannes, concurren los largometrajes mexicanos Somos lo que hay, de Jorge Michel Grau, y Año bisiesto, de Michael Rowe. Ambos comparecerán para la Cámara de Oro.

Michel Grau comenta que ha sido una noticia “desconcertante”, porque el filme lo rodó hace menos de un año, y en no más de tres semanas terminó el proceso de posproducción. Rememora que en la 25 edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara proyectó Somos lo que hay con el trabajo sonoro aún en proceso. 

Y allí la crítica “nos golpeó, no le gustó la historia”.

Fue una crítica favorable en internet la que generó “mucho ruido en el extranjero, a partir de allí, nos empezaron a llamar para ver la cinta. Ya se compró en Canadá, Estados Unidos, Inglaterra y Francia, y se acercaron unos españoles”.

Para él, Cannes sí influirá para la distribución de la cinta, porque “es el festival más importante a nivel internacional”.

Somos lo que hay forma parte del proyecto Ópera Prima del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) en coproducción con el Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad. 

Cuenta la historia de una familia que queda desamparada al morir el padre y líder, por lo que la viuda y sus tres hijos enfrentan su peor pesadilla: conseguir alimento por su propia mano. El problema es que la familia es caníbal y tendrá que buscar la forma de conservar la tradición.

Protagonizan la trama Carmen Beato, Alan Chávez, Paulina Gaytán y Daniel Giménez Chacho. Michel Grau enfrentó problemas en el casting:

“Muchos rechazaron algunos papeles, porque al guión lo consideraban muy violento o muy sórdido. Ya que logramos completar a la familia, todo se fue dando fácil. La gente de efectos especiales y maquillaje le entró con sueldos bajísimos.”

Somos lo que hay lo ubica como un drama familiar-ficción-terror y se proyecta en Cannes el 15, 17 y 23 de mayo.

El primer corte de Año bisiesto, cuenta Rowe, lo envió al festival Ventana Sur, en Buenos Aires, Argentina, y desde allí empezó a dar de qué hablar, aun cuando se encontraba en posproducción:

“Lo filmé en digital y fue de las películas más vistas de ese encuentro. Había cuatro distribuidores peleando el largometraje. Los productores lo vendieron a un distribuidor francés fuerte, el cual está en 36 países y se especializa en cintas de arte, y el director de la Quincena de Realizadores sugirió que si él tuviera la película, la mandaría a Cannes.”

Es la ópera prima de Rowe y primera producción de Machete Producciones, que recibió apoyo del Instituto Mexicano de Cinematografía para posproducción.

Se trata de un drama sexual que narra una dolorosa historia de amor con un “realismo crudo y cautivador”. El elenco lo encabezan Gustavo Sánchez Parra y Mónica del Carmen.

Año bisiesto es totalmente mexicana. El nació en Australia, pero reside en México desde hace 16 años y ya se nacionalizó mexicano.

Platica que el material es muy fuerte. El guión fue muy criticado, precisa. Y de las pocas personas que le dio aliento para seguir y le pareció bien el texto fue Vicente Leñero (“y para mi sorpresa a los productores les gustó mucho siendo que era un guión muy controvertido”); así que con presupuesto muy bajo logró hacer la ópera prima.

En la Semana de la Crítica, que se organiza del 13 al 21 de mayo, se exhibirán como funciones especiales: Revolución, de Mariana Chenillo, Fernando Eimbcke, Amat Escalante, Gael García Bernal, Rodrigo García, Diego Luna, Gerardo Naranjo, Rodrigo Plá, Carlos Reygadas y Patricia Rigen, y el cortometraje del CCC Sra. Pájaro, de Veronique Decroux y Julio Bárcenas.