Diez acribillados en Nuevo León; siete eran policías

miércoles, 16 de junio de 2010

MÉXICO, DF, 16 de junio (apro).- Diez personas, entre ellas siete policías, fueron ejecutadas este martes en Nuevo León, en lo que se considera una de las jornadas más cruentas del año en la entidad.
Mientras tanto, en Baja California, tres adultos y un menor fueron levantados la mañana de este miércoles en la delegación de La Mesa.
La violencia en Nuevo León se inició por la madrugada, cuando fueron encontrados en Apodaca los cuerpos de cuatro policías en activo y uno retirado.
Los cinco presentaban heridas de arma blanca. Dos de las víctimas eran mujeres. En uno de los casos, un hombre fue decapitado y su cabeza depositada entre las piernas de otro de los ejecutados.
Además, tres de los asesinados tenían clavados en el tórax, con picahielos, cartulinas con ‘narcomensajes’.
Según las primeras investigaciones, las víctimas fueron secuestradas por hombres armados, quienes acudieron a los domicilios la madrugada del lunes y se los llevaron luego de amenazar a sus familiares.
Los cuerpos fueron encontrados a las 4:00 de hoy por un taxista que circulaba por un terreno baldío ubicado en el cruce de las calles Diego Díaz y 10 de Agosto, en la colonia Cosmópolis.
Los cadáveres fueron identificados como los agentes activos José Ramírez, de 30 años; Roberto Escobedo, de 43; Dulce Lira, de 48, y Reyna Vélez, de 32.
Junto a ellos estaba su excompañero Roberto Rodríguez, de 47 años.
Los cinco presentaban heridas penetrantes de arma blanca en el abdomen y el cuello.
Sólo una de las mujeres tenía las manos libres. Los demás estaban esposados por la espalda. Al lugar de los hechos acudieron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) para recabar evidencias.
Mientras el área fue resguardada por elementos del Ejército Mexicano.
Por la tarde, en Santiago, municipio vecino al sur de Monterrey, dos agentes de la policía municipal fueron asesinados a tiros cuando circulaban en una patrulla sobre la Carretera Nacional.
El vehículo oficial terminó en el fondo del Arroyo Escamilla, en el poblado conocido como El Cercado.
Ocho agentes de policía y tránsito de este municipio han sido asesinados en los últimos tres meses.
Los uniformados fueron identificados como Juan Venancio Galindo Rodríguez, de 40 años, y José Ramón de Alejandro Figueroa, de 36, quienes se transportaban en la patrulla 2842.
Los primeros reportes señalan que el ataque ocurrió a las 16:20. Los agentes circulaban de sur a norte en la patrulla cuando fueron alcanzados por varios vehículos que les dispararon en más de 20 ocasiones.
Al parecer, el conductor perdió el control de la unidad, que terminó en el fondo del arroyo. La AEI inició las investigaciones.
En otro hecho vinculado al crimen organizado, tres presuntos narcovendedores fueron acribillados este mediodía en la zona metropolitana de Monterrey.
Los hechos ocurrieron poco después de las 13:00 horas en el cruce de las calles Diego de Montemayor y Tercera Vidriera, en la colonia Primero de Mayo, de esta ciudad.
Vecinos del lugar aseguraron que este era un punto de venta de droga al que acudían compradores a todas horas.
Según las primeras investigaciones, las tres víctimas se encontraban en la mencionada esquina cuando llegó una camioneta negra de la que descendieron varios hombres que portaban armas largas y abrieron fuego.
En el lugar quedaron unos 15 casquillos percutidos.
Dos de los cuerpos quedaron en la esquina y otro a unos metros de distancia, por lo que se presume que corrió pero fue alcanzado por las balas.
Personas que acudieron al lugar identificaron a los muertos únicamente como El Johnny, El Huevo y El Chilango.
Con esta decena de homicidios, sube a 233 la estadística de muertes relacionadas con el crimen organizado en Nuevo León durante el 2010, de acuerdo a reportes de prensa.
Mientras tanto, en Baja California, tres adultos y un menor fueron víctimas de un levantón la mañana de este miércoles en la Delegación de La Mesa, según reportaron de manera preliminar agentes policiacos que atendieron el incidente.
Los afectados viajaban a bordo de un compacto Volkswagen por la calle Balcones, del fraccionamiento del mismo nombre, cuando fueron interceptados por un grupo de individuos fuertemente armados, quienes los sustrajeron violentamente para meterlos a una camioneta tipo van.
Según testigos que reportaron la agresión a la policía, un menor acompañaba a los adultos y también fue llevado en la camioneta blanca.
Luego del levantón, policías dijeron que se montó un operativo de búsqueda, pero los resultados fueron negativos en la localización de la camioneta o las víctimas.

mav

Comentarios